La Policía detiene en Camagüey a 10 personas que considera "coleros persistentes"
La actuación de la PNR y su reporte en medios estatales aparentemente forma parte de una estrategia del régimen cubano contra el sector privado, al que acusa de la mayoría de los males sociales.
Cola en Camagüey
 

Reproduce este artículo

La Policía cubana detuvo en Camagüey a 10 personas que considera “coleros persistentes”, según informó el telecentro local de esa provincia. Dicho arresto forma parte de la campaña del régimen cubano contra los llamados coleros, revendedores y supuestos acaparadores que el Gobierno ha llegado a acusar del desabastecimiento en los mercados cubanos.

Además, ese medio oficial informó que la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) impuso “180 multas por violaciones de precio, no uso de nasobuco en lugares de expendio de alimentos y a cocheros, carretoneros y transportistas privados”.

La actuación de la PNR y su reporte en medios estatales forma parte de una estrategia del régimen cubano contra el sector privado, al que acusa de la mayoría de los males sociales, para no reconocer la responsabilidad del Estado.

Recientemente trascendió que más de 800 personas han sido procesadas en Pinar del Río supuestamente por ser coleros, revendedores y acaparadores.

Por su parte, a mediados de julio se supo que el teniente coronel Yordanis Sánchez Pérez, jefe de la PNR en Las Tunas, orientó a sus unidades detectar a los “coleros” en las filas frente  las tiendas.

De acuerdo con el medio estatal Tiempo 21, el funcionario añadió que se usarían los medios disponibles, en conjunto con unidades del Ejército, para sacar de circulación a las personas que no permiten que el ciudadano común y corriente pueda tener acceso a los productos, porque los “coleros” acaparan los primeros puestos de las filas, desde muy temprano.

Incluso precisó que por esa causa, a mediados de julio, solo en un término de 48 horas, unas 30 personas fueron trasladadas hacia las estaciones de la Policía de Las Tunas.

Sánchez Pérez destacó: “Hemos tratado este tema con seriedad, y hemos recibido indicaciones del Consejo de Defensa Provincial de modo tal que actuemos con el máximo de inteligencia, rigor y severidad. Al mismo tiempo recabamos de las administraciones y del pueblo, en sentido general, seguir actuando al respecto”.

Los “coleros” han pululado a partir de la aguda escasez de alimentos y productos de limpieza en Cuba, que han generado largas colas en varias ciudades del país. El régimen cubano, por su parte, los ha culpado del desabastecimiento en lugar de reconocer la ineficiencia del Gobierno para mantener las tiendas surtidas.

ADN Cuba ha dado una amplia cobertura el fenómeno de las colas, que no son nuevas en la Isla, pero que se han agravado a partir de la pandemia de coronavirus.

En ese contexto se han reportado historias de personas que se han liado a golpes, en trifulcas descomunales, por los números que se entregan para asegurar el reparto en la cola. También historias de personas que aseguran que la lista para poder obtener productos escasos es de hasta 14 días.