Cubana sobre situación del país: "yo huelo la libertad al doblar de la esquina"

El olor a libertad está en el aire, a la vuelta de la esquina, y los cubanos han decidido salir a su encuentro, como sólo puede ocurrir con un pueblo que ya se cansó de ser esclavo.
Libertad-Cuba
 

Reproduce este artículo

Cada vez son más los cubanos que vislumbran el fin de la dictadura, como es el caso de Yohana Arronte Cuellar, una cubana que este 21 de marzo realizó una publicación en su cuenta de la red social Facebook, donde afirma que la libertad de Cuba está al doblar de la esquina.

"Veo a Cuba como aquella novia que se quedó esperando en el altar a su prometido. Con ojos de desesperanza y tristeza. Ya casi dormida 62 años después. Congelada y mustia", escribió Yohana, en evidente alusión a todas las promesas que hicieron Fidel Castro y su grupo cuando optaron por la guerra como la vía para hacerse con el control de la isla, y que no cumplieron, porque su objetivo era el poder y no la felicidad del pueblo.

Asimismo dice Yohana que esta novia que es Cuba, "sabe que sus palabras actuales ya son ¡PATRIA Y VIDA! Y que su himno no es de guerra inexistente. Es de amor, paz y esperanza".

Y de igual manera señala, aunque los cubanos tienen plena consciencia sobre cuál es la situación del país, que, "no sé ustedes, pero yo huelo la libertad al doblar de la esquina".

Al final de su publicación dejó constancia del sentir de muchos cubanos que ya no quieren "más patria o muerte sino patria y vida", porque 62 años de represión y miseria han sido demasiado tiempo, y sobre todo los jóvenes, como es el caso de esta cubana, ya no quieren quedarse de brazos cruzados ante los desmanes de la peor dictadura que ha conocido la región.

Los jóvenes cubanos no tienen nada que perder, porque la dictadura se los ha negado todo, y si hasta hace poco tiempo la mayoría vivía desesperanzados, creyendo que hacer el cambio era algo imposible, y soñando con irse a vivir a otras tierras, como única alternativa para tener una vida digna, hoy comienzan a sostener la causa de la libertad, ya sea en las calles o en redes sociales, desde Cuba o desde esos países a donde se fueron buscando lo que aquí el castrismo les robó.

Como bien señala Yohana, el olor a libertad está en el aire, a la vuelta de la esquina, y los cubanos han decidido salir a su encuentro, como solo puede ocurrir con un pueblo que ya se cansó de ser esclavo.