La Habana seguirá bajo severas medidas restrictivas hasta el 30 de septiembre
La capital cubana seguirá bajo severas medidas restrictivas para intentar frenar la propagación de la COVID-19 al menos hasta el 30 de septiembre. Permanecen 10 eventos activos de transmisión.
 La Habana seguirá bajo severas medidas restrictivas hasta el 30 de septiembre
 

Reproduce este artículo

La capital cubana seguirá bajo severas medidas restrictivas para intentar frenar la propagación de la COVID-19 al menos hasta el 30 de septiembre, anunció este viernes el gobernador de la provincia, Reinaldo García Zapata, en el programa castrista Mesa Redonda.

Según el funcionario del régimen, en La Habana se percibe una tendencia a la disminución de casos positivos de la enfermedad pandémica, lo cual demuestra “la eficacia de las medidas aplicadas”, que se mantendrán ante el riesgo evidente de contagio y la dispersión del virus en los 15 municipios.

También vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP), García Zapata explicó que las autoridades ven necesario incrementar el rigor en el cumplimiento de las medidas, algo imprescindible para modificar la situación epidemiológica actual con la rapidez y contundencia deseada.

Las medidas son la garantía de poder contener la transmisión y en tal sentido, además de las anunciadas a fines de agosto y vigentes desde el 1 de septiembre, se han propuesto otras teniendo en cuenta los lugares que han sido calificados de alto riesgo, como son las oficinas bancarias y las casas de cambio (Cadeca), comentó.

Como parte de la extensión de las medidas, los centros laborales que no sean priorizados seguirán cerrados u operando con el mínimo de personal necesario. Asimismo, se potenciará seguir incrementando el teletrabajo o trabajo a distancia, que en esta etapa, a decir del gobernador capitalino, aumentó de manera notoria.

También se mantendrán la prohibición de movilidad en horarios de la noche y la madrugada, y las entradas y salidas a La Habana, excepto para vehículos que transportan alimentos para la capital y otros autorizados.

García Zapata alabó el decreto del Consejo de Ministros que facultó al gobierno provincial para aplicar multas severas a quienes no cumplan con las restrictivas medidas vigentes desde el 1 de septiembre. Según explicitó, mediante ese instrumento, que ha facilitado a las autoridades tener una recaudación millonaria aún en tiempos de pandemia, se han impuesto en total 8 063 multas.

Las sanciones han sido por violaciones como mal uso del nasobuco, circulación fuera del horario establecido y no disponer de los pasos podálicos requeridos en las instituciones.

Para el gobernador, el pueblo capitalino sabrá comprender cada una de estas medidas, así como la necesidad de su aplicación hasta el venidero día 30, período en el que llamó a intensificar “acciones imprescindibles” como el pesquisaje para identificar y aislar casos de COVID-19 y sus contactos, el mantenimiento del distanciamiento social y el uso correcto de las mascarillas, llamadas en Cuba nasobuco.

El doctor Carlos Alberto Martínez, director de Salud Pública en La Habana, reiteró la importancia del pesquisaje y explicó que la identificación de los contactos de primer y segundo nivel, a partir de un caso positivo, es esencial para mitigar la proliferación de la enfermedad viral.

Según detalló, en estos momentos existen 10 eventos activos de transmisión de COVID-19 y varios focos sobre los que se acciona para evitar que devengan en eventos.