La Habana iniciará servicio interprovincial de ómnibus y trenes la próxima semana
La Habana retomará el servicio interprovincial de ómnibus a partir del 19 de octubre y el de trenes comenzará a partir del 24, con una frecuencia de cuatro días, como parte de las medidas de la fase III a la que la capital arribó de la noche a la mañana.
La Habana iniciará servicio interprovincial de ómnibus y trenes la próxima semana
 

Reproduce este artículo

La Habana retomará el servicio interprovincial de ómnibus a partir del 19 de octubre y el de trenes comenzará a partir del 24, con una frecuencia de cuatro días, como parte de las medidas de la fase III a la que la capital arribó de la noche a la mañana. 

Hasta esta fecha, aquellos que quedaron varados en La Habana serán trasladados a sus provincias respetando la programación diseñada a tal efecto.

Esta información trascendió en la sesión del Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana, ayer 12 de octubre. Allí se comunicaron las disposiciones a tomar en cuenta en esta nueva etapa. De las 22 medidas del plan para la fase III de recuperación solo algunas serán implementadas en La Habana. La autorización de operaciones aéreas para los vuelos regulares aún está pendiente.

Se mantienen los vuelos nacionales y el catamarán hacia la Isla de la Juventud. Asimismo, se restablece el transporte urbano aún con limitaciones: 30 pasajeros de pie en ómnibus articulados y 20 en los rígidos.

Además, se mantiene “la permanencia de embarcaciones extranjeras y de los tripulantes y pasajeros a bordo de estas en las aguas territoriales”, según informara el medio oficialista Cubadebate.

Entre las medidas está la restitución de los gimnasios siempre que sean al aire libre, quedan prohibidos aquellos que estén en locales cerrados. Tampoco las Casas de la Música entran en esta escena ni las salas de fiesta de los centros culturales.

“Tampoco está autorizado el servicio de bares, centros nocturnos, cabaret y discotecas en lo referido a comercio y servicio y para el caso de las piscinas estatales y privadas estas se autorizan utilizando el 30 % de su capacidad”, recalcó Cubadebate.

Las mascarillas seguirán de moda y su uso se mantiene obligatorio en todos los espacios.

Por otro lado, desde esta semana los pruebas PCR serán practicadas dentro de las viviendas de los sospechosos y contactos de casos confirmados; lo que marca el fin de los centros de aislamiento.

En este caso los recursos materiales y el personal para realizar los exámenes son responsabilidad de las instituciones de salud. Para llevar satisfactoriamente el proceso se precisan técnicos de laboratorio en microbiología y tres enfermeras de refuerzo de los policlínicos, además del trasporte para trasladar la muestra en coordinación con la dirección de Salud.

La capital del país convalidó dos fases, al decir de un meme en rede, al pasar directamente a la fase III. Muchos advierten que se violaron varios pasos que otras provincias siguieron disciplinadamente y que pudiera llevar a un rebrote de mayores dimensiones.

Muchos habaneros temen un rebrote como ya ocurrió en agosto, pero el gobierno y los científicos cubanos insisten en que no ocurrirá si se respetan las medidas y la población es responsable, aunque bien saben que no poseen con los recursos materiales para esto.