“La Habana está en fase 3 y nadie lo sabía”, cubanos se burlan del “salto” en la capital

De un día a otro, La Habana pasó para el régimen castrista de una fase 1 a la fase 3. Los cubanos no hicieron otra cosa que burlarse del “salto”
La Habana
 

Reproduce este artículo

De un día a otro, La Habana, capital del país, pasó de un día a otro, de estar en fase 1 de la llamada nueva normalidad del régimen a saltar directamente a la última fase, violando varios pasos que otras provincias siguieron disciplinadamente y que pudiera llevar a un rebrote de mayores dimensiones.

“La Habana entera ha convalidado 2 fases”, escribió en Twitter el usuario nombrado Edo Pujol. “Sublimación se llama, pasar de sólido a gaseoso sin haber sido líquido”, le respondió otro usuario de dicha red.

“La Habana está en fase 3 y nadie lo sabía”, expresó otro, Stark Cuba en su Twitter, sumando dos emoticones de risa.

“¿Se dieron cuenta que La Habana y los habaneros cogimos un atajo y salimos directo a la Fase 3?”, señaló el usuario Jorge LD sobre la tamaña violación del régimen a los pasos que ellos mismos se inventaron.

“Pues claro, en la Mesa Redonda de las medidas de "flexibilización" por las medidas tomadas,  pasamos a la fase 2 sin decirlo, así que ya ahora estamos oficialmente en la 3”, escribió Claudia González.

“Así es y te has dado cuenta que después de agarrar ese atajo es cuando menos casos salen, como de magia eh”, escribió otra. “Incluso modificamos los indicadores para que todo fluya mejor”, añadió el usuario Roger Brito a la conversación.

Según la intervención de funcionarios castristas en la Mesa Redonda, la capital del país pasó a la fase III de recuperación, la cual va a tener algunas adecuaciones, anunció el funcionario, quien no quiso referirse a la apertura de vuelos comerciales hacia el Aeropuerto José Martí.

Muchos habaneros temen un rebrote como ya ocurrió en agosto, pero el gobierno y los científicos cubanos insisten en que no ocurrirá si se respetan las medidas y la población es responsable, aunque bien saben que no poseen con los recursos materiales para esto.

El asunto es que la isla padece una grave crisis económica, por lo que la reapertura al turismo internacional de la capital es más que necesaria para el sostenimiento del régimen y su pobre economía.