"Cuba ya no aguanta más, mi madre no puede seguir pasando hambre"

Este joven cubano hizo un llamado a sus coterráneos para que sumen esfuerzos con tal de que Cuba sea un país libre.
"Cuba ya no aguanta más, mi madre no puede seguir pasando más hambre"
 

Reproduce este artículo

Sin lugar a dudas "Patria y Vida", la recién estrenada canción de Yotuel, Maykel Osorbo, El Funky, Gente de Zona y Descemer Bueno, está sirviendo para que más cubanos denuncien las desmanes del régimen de La Habana y se sumen a la causa de la libertad, y para que otros reafirmen su posición anticastristas.

Uno de estos cubanos es el joven Javier Díaz Machado, periodista de Univisión 23, quien a través de una publicación en su cuenta de la red social Facebook hizo un llamado a los cubanos para que sumen sus esfuerzos en pos de que Cuba sea un país libre.

"Todo cubano que ame la libertad de la isla debería sumarse a Patria y Vida. Cuba ya no aguanta más", escribió Javier.

Asimismo señaló la mala situación en la que se encuentra su familia en Cuba, producto de la represión y la deficiente administración con la que el régimen maneja el país.

"Mi madre no puede seguir pasando más hambre, mi padre no tiene donde trabajar y mi abuela no tiene medicinas para su vejez".

De igual manera resaltó que "cada uno de nosotros, los cubanos del exilio, mantenemos a nuestros seres queridos por que la Revolución Cubana solo ha traído miseria y calamidades humanas, mientras la corrupción sigue creciendo en los dirigentes y los hijos y nietos de Fidel y Raúl Castro".

Por último, como un llamado a la acción, pregunto: "¿hasta cuándo seguiremos siendo un país sometido a una dictadura?".

Apenas han pasado dos día y ya "Patria y Vida" le ha dado un giro positivo a la lucha por la libertad de Isla. Muchos han sido los cubanos que han mostrado su apoyo a través de las redes sociales, algunos incluso han comenzado a compartir iniciativas con las que buscan que sean más los que se sumen.

El problema de Cuba no es solo que la dictadura se haya mantenido en el poder gracias al uso de la fuerza por más de seis décadas, sino que en la misma medida a devastado el país, haciendo que la inmensa mayoría de los cubanos vivan en la miseria, pero no solo económica, sino también espiritual.

La suerte para Cuba es que las nuevas generaciones ya no quieren continuar viviendo bajo ese régimen de oprobio y han comenzado a perderle el miedo, sirviendo de ejemplo para los más viejos, sobre todo para aquellos que alguna vez creyeron que eran parte de una noble causa, y que ahora no se atreven a reconocer que fueron estafados.