Instituto de Planificación Física: adoquines de Calle G son una “violación urbanística”

El Instituto de Planificación Física (IPF) dio la razón al reclamo popular, y considera que la polémica sustitución del césped por adoquines de concreto en un céntrico paseo habanero, es una “violación urbanística”
Collage de fotos donde se ve las áreas verdes de Calle G, y los adoquines puestos. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El Instituto de Planificación Física (IPF) dio la razón al reclamo popular, y considera que la polémica sustitución del césped por adoquines de concreto en un céntrico paseo habanero, es una “violación urbanística”.

Una nota publicada recientemente en la página oficial del IPF reconoce que “desde hace varios días, disímiles usuarios han comentado a través de las redes sociales sobre la eliminación del césped en la parte de la calle G, pegada al Malecón. Y la colocación de adocretos en su lugar”.

Ante la presión ciudadana, que logró incluso un pronunciamiento del jefe del Partido Comunista en la capital, el IPF declaró que “toda intervención urbana debe estar acompañada del conocimiento especializado y el apego a las normativas, particularmente en El Vedado, zona urbana de gran valor patrimonial”.

El 10 de julio cibernautas lanzaron la voz de alerta, tras la circulación de imágenes que muestran cómo las autoridades habaneras han eliminado buena parte de las áreas verdes del tramo inicial de la conocida como Avenida de los Presidentes. La sección correspondiente a Calle G entre 3ra y 5ta, en el Vedado capitalino, ha sido intervenida para sustituir el césped y demás elementos vivos, por un área cubierta por adoquines de concreto (conocidos como “adocretos”).

Ante la indignación popular, no fueron pocos los periodistas oficialistas y los funcionarios del gobierno –entre ellos varios del cercano Ministerio de Relaciones Exteriores– que justificaron la acción, o atacaron a quienes denunciaron el hecho.

Ahora, la entidad estatal encargada de estos asuntos, cumplió su encargo social por esta vez y dio la razón al pueblo: “La modificación inconsulta de una porción del verde de Calle G, una de sus principales arterias, es una acción que debió ser presentada a revisión y aprobación por los órganos competentes, por lo que constituye una violación urbanística”.

Gisela Domínguez Battle, quien a nombre del Instituto de Planificación Física escribió la nota, afirma que “corresponde ahora restañar la herida, restaurar y preservar la mejor imagen de este ícono y propiciar el continuo verde tan necesario en nuestra ciudad”.

Durante el debate en las redes sociales, a pesar de reconocer la problemática de las inundaciones y las condiciones físicas del lugar, muchos consideraron que existen otras soluciones diferentes a cementar toda el área.

“Hay plantas viables para esa zona y soluciones de buen gusto que debieron realizarse en lugar de eso. El césped japonés, por ejemplo, es muy resistente. Lo he visto quemarse y resurgir como Ave Fénix en parterres de Malecón”, aseguró Norma Tania Rivero.

Humberto San Pedro consideró que allí “sí se da el césped, y se seca con las penetraciones, pero vuelve a reverdecer. Igual existe la vegetación de costa que es lo que va aquí: boniato de playa, uva caleta, etc., cualquier cosa menos esos adoquines”.

El popular humorista cubano Ulises Toirac denunció en su perfil de Facebook las obras. “Me llegan imágenes (…) de la nueva ideota de alguien. Consiste nada más y nada menos que en taponar los espacios verdes del paseo de la calle G en el Vedado de la ‘capital de todos los cubanos’”, escribió el artista.

“¿Es que no nacieron en esta ciudad los que deciden y les importa tres pepinos mancillarla, ultrajarla y violarla a la primera necesidad que se les presenta?”, se preguntó. “Pensemos mejor cómo ponerla más bella, no cómo destrozar los símbolos que la adornan. ¡Un poco de humildad y respeto, carajo!”, terminó.