Insólito: Caída de meteorito alerta al oriente de Cuba

Desde las 10:06 de la noche de este viernes pocas cosas acaparan tanto la atención en el oriente cubano como la tentativa caída de un meteorito que, de confirmarse, sería el séptimo hallado en la isla
 

Reproduce este artículo

Desde las 10:06 de la noche de este viernes pocas cosas acaparan tanto la atención en el oriente cubano como la tentativa caída de un meteorito que, de confirmarse, sería el séptimo hallado en la isla.

En su reporte sobre el hecho, el portal oficialista Cubadebate informa que a la hora referida se registraron por la estación sismológica de Moa varios fenómenos luminosos en el cielo. “Según describen las personas en el lugar, se avistó una luz roja y blanca seguida por una explosión fuerte”.

Enrique Arango Arias, jefe del Servicio Sismológico Nacional, confirmó al medio que, por la naturaleza del fenómeno, tentativamente se produjo la caída de un meteorito.

“El fenómeno se percibió en Moa, Sagua de Tánamo, Maisí. En todos estos lugares quedó registrado. Por lo que indican los sensores no fue una explosión terrestre, pero al ser un evento de esas características nuestros equipos registraron la onda expansiva”, dijo el experto.

Hasta cerca de la medianoche no se reportaban pérdidas humanas por el fenómeno, el cual está siendo investigado por especialistas de la Defensa Civil Cubana, según dio a conocer el periodista del Sistema Informativo de la Televisión Cubana Cuscó Tarradell.

Algunos vecinos del municipio San Luis, en Santiago de Cuba, refieren que los fragmentos del posible meteorito cayeron en San Felipe, carretera del cementerio de ese territorio. ADN Cuba contactó a algunos moradores de la localidad y estos confirmaron que los fragmentos causaron un incendio en un cañaveral, que estuvo ardiendo por horas.

Meteoritos confirmados

El doctor en Ciencias Efrén Jaimez Salgado refiere que hasta la fecha ha podido confirmarse en Cuba el hallazgo de seis meteoritos, verificados científicamente mediante análisis químicos y otros procedimientos de laboratorio, aunque no es descartable que hayan caído muchos más.

El primero fue encontrado en el poblado de Mango Jobo, municipio de San Cristóbal, hoy perteneciente a Artemisa, en 1938. El cuerpo de esta roca espacial se fragmentó en tres pedazos, el mayor de los cuales, de poco más de un kilogramo de peso, es exhibido en el Planetario de La Habana.

Un segundo meteorito fue descubierto en Bacuranao por el ingeniero Arnaldo Correa, dentro de un lecho arenoso, de aproximadamente entre seis y ocho metros de profundidad, a unos 40 metros de la costa, en agosto de 1974. “Al igual que el pedazo antes mencionado, también mostraba el efecto producido por las quemaduras al entrar en contacto con la atmósfera a gran velocidad”, refiere Cubadebate.

Por su parte, el tercero de la lista, con un peso cercano a los 400 gramos, fue el único de los meteoritos confirmados que cayó en pleno día. Fue avistado por campesinos que laboraban en la finca Palmarito, a poca distancia del poblado cienfueguero de Santa Isabel de las Lajas, el 10 de junio de 1994.

Citado por el referido medio, el doctor Jaimez Salgado explica que los tres meteoritos restantes, dada las similitudes en su composición química, pueden haber formado parte de una misma roca cósmica posteriormente fragmentada.

El primero de estos, cuarto en general, fue detectado en la carretera de Calabazar, en el municipio Boyeros, en febrero de 1996, mientras que los otros dos fueron hallados en el año 2001: uno en el barrio Balcón de La Lisa, en el homónimo municipio capitalino, y otro en un campo arado en Güira de Melena.

De confirmarse que es un meteorito, los fragmentos presuntamente cósmicos que hicieron arder el cañaveral en San Luis constituirían entonces el séptimo fenómeno de esta índole que se registra en Cuba.