Explosión de una moto eléctrica provoca incendio en Manzanillo

Las llamas destruyeron la casa ubicada en la calle José Miguel Gómez, entre Astillero y Cocal, en el municipio de Granma.
Incendio-Manzanillo.jpg
 

Reproduce este artículo

Un incendio devoró totalmente una casa en el municipio Manzanillo, Granma, tras la explosión de una moto eléctrica, informaron el 24 de noviembre vecinos de la calle José Miguel Gómez, entre Astillero y Cocal.

El usuario que se identifica en Facebook como Ricardo Rodríguez compartió las imágenes del siniestro, en las que se aprecian las llamaradas y a los bomberos intentado apagar el fuego a distancia.

El video también capta cuando un vecino desesperado avisa a los bomberos que el fuego ya estaba invadiendo su vivienda contigua a la siniestrada.

Rodríguez informó que la causa del suceso fue la explosión de una moto eléctrica. Estos medios de transporte, producidos en Cuba o importados, han provocado ya otros accidentes similares en el resto del país.

En septiembre, una joven de 19 años falleció y otras dos personas resultaron heridas tras un incendio provocado por la explosión de una motorina —como se conocen en la isla— en una casa de la ciudad de Matanzas, al occidente de Cuba.

Según una fuente del servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Comandante Faustino Pérez de esa ciudad, la persona murió “en el lugar del hecho como consecuencia de las quemaduras severas por inhalación y asfixia”.

También recibieron heridas un niño de 13 años y un joven de 20, quienes fueron rescatados por los bomberos y enviados al hospital en estado de gravedad.

En marzo de este año, la explosión de otra moto eléctrica en un estacionamiento de Centro Habana, municipio de la capital, provocó un incendio de grandes proporciones que destruyó o dañó nueve vehículos similares aparcados allí, sin provocar pérdida de vidas humanas o lesionados.

Las motos eléctricas, o motorinas, explotan cuando su batería rebasa el tiempo de vida útil o se sobrecalienta

Las motos eléctricas, o motorinas, explotan cuando su batería rebasa el tiempo de vida útil o se sobrecalienta

Las estadísticas refieren que la incidencia más alta de incendios relacionados con las motos eléctricas ocurrió durante el 2019, con 221 explosiones, pero la información divulgada recientemente por el Cuerpo de Bomberos de Cuba precisa que en 2020 los números se duplicaron.

Hasta octubre de ese año fueron registrados 485 de estos incendios, 186 de ellos en La Habana. Según el Cuerpo de Bomberos en el país se incendian dos motos eléctricas cada día, y en 2020 unas cinco personas perdieron la vida a consecuencia de estos incendios.

La principal causa que origina los incendios de estos vehículos es la explosión de las baterías de litio, la cual ocurre cuando la batería ha sobrepasado su tiempo de uso, o cuando se sobrecalienta.

Las motos eléctricas son importadas por los cubanos desde países como Panamá y México, y se revenden en el mercado negro de la isla a unos mil 500 o 2000 pesos cubanos convertibles (CUC, dentro del país equivalente al USD).

Las baterías de 60 y 72 volts tienen ofertas en la web de ventas Revolico, de entre 1100 y 1300 CUC, casi el mismo precio de la moto.