“Goebbels sin talento”: abogado desarma justificación de Humberto López para destierros

El jurista Eloy Viera comparó a Humberto López con el mayor propagandista nazi y rechazó la justificación dada por el vocero castrista al destierro de la activista Anamely Ramos
Humberto López, un “Goebbels sin talento”
 

Reproduce este artículo

El jurista cubano Eloy Viera Cañive llamó este jueves “Goebbels sin talento” a Humberto López, vocero del régimen cubano, al tiempo que rechazó la justificación dada por este al destierro de la intelectual y activista pro democracia Anamely Ramos.

“Ya cansa ver a este Goebbels sin talento ofrecerse como autoridad reguladora, como juez, como oráculo de Delfos”, opinó Viera comparando al presentador de TV con Joseph Goebbels (1897-1945), ministro de Propaganda nazi y uno de los colaboradores cercanos de Adolf Hitler.

López, comentarista en la estatal Televisión Cubana y miembro del Comité Central del Partido Comunista, aseguró este jueves en sus redes sociales que el gobierno tiene derecho a impedir el ingreso de Anamely Ramos a la isla. Según el vocero oficial, la historiadora del arte y miembro del Movimiento San Isidro habría organizado acciones contra los “fundamentos políticos” del Estado cubano, por lo que sería una “indeseable” y el destierro estaría sustentado en la Ley 302 de 2012 sobre Migración (inciso 24).

“Una de las muestras de lo mucho que desprecia el poder cubano a sus ciudadanos es que lejos de responder oficialmente a las violaciones de derechos humanos, utilice a personas como ésta (…) como representantes y voceros y funcionarios estatales de cualquier institución del país”, escribió al respecto Eloy Viera, en un post público de Facebook.

El abogado opina que a través de López el régimen “trata de justificar una decisión que simplemente es contraria a las más elementales normas de derecho internacional: el destierro”.


Según Eloy Viera, la publicación del vocero “es la muestra de que la estatura moral del poder cubano y del partido comunista que lo encarna, no es otra que la de Humberto López. O lo que es lo mismo, la de un pigmeo”.

Agregó que “sería bueno pedirle que ofreciera cuál es la evidencia que tiene para decir que éste particular acápite justifica el destierro de Anamely Ramos. Sería bueno que en cumplimiento del principio de legalidad que repite constantemente ofrezca también la resolución con el nombre del funcionario cubano que autorizó y fundamentó algo que rememora un rezago colonial”.

El también columnista sobre temas jurídicos cree que “la justificación legal es lo de menos cuando se utiliza una norma jurídica que es el reflejo del mamarracho de tiranía bajo la cual vivimos los cubanos”.

Criticó que “cualquier represor desde cualquier lugar de Cuba, sin necesidad de dar su nombre, cargo o posición, sin necesidad de notificar nada al afectad@ para que pueda al menos hacer el paripé de defenderse, pueda declarar a un cubano o una cubana como INDESEABLE”.

Señaló que “indeseable no es un concepto jurídico. Sin embargo, es la respuesta más honesta que puede ofrecer el poder cubano para justificar los destierros que ha usado desde hace años y que se reproducen cada vez con más frecuencia”.

“El problema, indeseable Humberto, no son los argumentos legales. El problema es quienes detentan el poder en Cuba y quienes como tú los legitiman y justifican porque viven de sus migajas”, concluyó el abogado Eloy Viera.

Este miércoles Anamely Ramos intentó regresar a Cuba, su lugar de residencia, pero la aerolínea American Airlines le informó en el aeropuerto de Miami que el régimen vetó su entrada a la isla.

El periodista cubano Mario J. Pentón, reportero de América Noticias, publicó en Facebook un comunicado oficial que le remitiera la compañía aérea, según el cual “se notificó a American que el pasajero tiene prohibido regresar (…) y no se le permitirá la entrada al país”.

“En todos los países en los que operamos, los requisitos de ingreso y la admisibilidad de los viajeros los determinan las autoridades de cada país, no las aerolíneas. American no tenía discreción ni elección en este asunto”, alegó la compañía.

Ramos salió de Cuba en enero de 2021 para continuar un doctorado de Antropología en la Universidad Iberoamericana de México. En noviembre de 2020 había protagonizado en La Habana junto a otros artistas y activistas el “acuartelamiento de San Isidro”, para exigir la libertad del rapero cubano Denis Solís, condenado entonces a ocho meses de prisión.