Haydée Milanés sobre Rosita Fornés: “Una mujer querida y admirada por todxs”
Tras la muerte de la vedette Rosita Fornés disímiles han sido los mensajes de condolencias y homenaje por “La gran Rosa de Cuba”
Vedette cubana Rosita Fornés
 

Reproduce este artículo

La intérprete Haydée Milanés, heredera del legado musical de uno de los músicos más emblemáticos de Cuba, su padre, el trovador Pablo Milanés, expresó en su cuenta oficial de Instagram:

“Con muchísima pena he recibido hoy la noticia de la partida de la gran Rosita Fornés. Vedette inmensa de Cuba, tremendísima cantante, actriz, bailarina, pero sobre todo, una mujer querida y admirada por todxs”. 

Milanés, la cantante cubana más consagrada de su generación en el país, refirió: “¡Luz para ti, eterna y hermosa Rosa!”. 

Tras el fallecimiento esta madrugada de Rosalía Palet Bonavia, conocida internacionalmente como Rosita Fornés, Cuba pierde físicamente a una leyenda de la cultura nacional. 

Rey González, administrador de la página oficial de la artista cubana en Facebook, señaló: 
"A pesar de las informaciones de los últimos días, nunca creí que verdaderamente tendría yo  que comunicarles esta triste noticia.

Hoy, día 10 de junio 2020, a las 04:07 AM, a los 97 años de edad, falleció en Miami, rodeada de algunos familiares y amigos, Rosalía Palet Bonavía, nacida en Nueva York de padres españoles,  conocida en Cuba y  el mundo como Rosita Fornés, una artista cubana, La Reina del Arte Escénico de nuestro país".

Fornés se encontraba en los últimos días con un delicado estado de salud. José Antonio Jiménez, representante artístico y yerno de la querida intérprete, confirmó el lunes que permanecía "sedada y estable en sus parámetros", pero su organismo no estaba "respondiendo como en anteriores ocasiones y la tendencia no es positiva".

“La cultura latinoamericana pierde a, quizás, la última de su gran Diva, a la más versátil artista cubana, a la actriz, cantante y bailarina que conquistó los corazones no sólo de los cubanos, sino también de los mexicanos, españoles y de todos los públicos donde lució su arte sin igual", escribió Rey González en la página de la artista, a la vez que agradecía todos los mensajes de los admiradores de la gran artista.

Numerosos seguidores y otros artistas ya han publicado mensajes de condolencias y homenaje.

El presentador y conductor de la radio y la televisión en Cuba, Marino Luzardo, dijo en su perfil en Facebook: “Con esa sencillez que distingue a los grandes se robó el corazón de varias generaciones de cubanos, quienes pueden sentirse afortunados y orgullosos, de haberla visto brillar, y en cada aparición regalarnos la fragancia más exquisita de una verdadera Rosa”.

Por su parte, la periodista Julita Osendi, compartió en su perfil que “no por esperada, resulta menos dolorosa la partida de la Rosa de Cuba. Realmente no tengo palabras para calificar algo tan normal y obligatorio como es morir pero, ¡cómo se siente! Para mí se fue una madre más allá de vedette. Una madre que quiso a mis hijos, recordó a mi madre, nunca negó una entrevista. (…) Créeme que como tú nunca habrá otra... Bella, por fuera y por dentro; cubana de los pies a la cabeza. Vete en paz”.

Rey González, amigo personal de la gran artista, recordó en la mañana de este miércoles una frase dicha por ella en una entrevista que la define: "En la escena viví los momentos más felices de mi vida".

Catalogada como una “vedette” por su amplio registro de habilidades artísticas, Rosita Fornés hizo historia en Hispanoamérica con sus tempranas apariciones en el cine, la televisión y el teatro. Nació en Nueva York en 1923 pero fue traída por su familia a La Habana, donde de manera precoz inició su carrera profesional.

Rosita Fornés es una de los últimos mitos cubanos que triunfó internacionalmente en la primera mitad del siglo XX. Incursionó en géneros como la opereta, la zarzuela, la comedia musical, el drama clásico, tanto en radio y cine, como en la televisión.

Fue fundadora de la televisión cubana, donde realizó programas humorísticos, dramáticos y de canto líricos. Sus estelares papeles en importantes películas de ficción cubanas como Papeles secundarios (dirigido por Orlando Rojas) y Se permuta (Juan Carlos Tabío), la mantuvieron en la preferencia de sus compatriotas hasta finales del siglo XX.

En el 2001 le otorgaron el Premio Nacional de Teatro, junto a la también legendaria actriz María de los Ángeles Santana.