Producción de huevos en Cuba sigue dependiendo de gallinas viejas

Como en varias provincias del país, en Camagüey la producción de huevos sigue dependiendo de gallinas viejas, lo que impide que el territorio cumpla su plan productivo y satisfaga la demanda
Producción de huevos en Cuba sigue dependiendo de gallinas viejas
 

Reproduce este artículo

La producción de huevos en Cuba sigue estando por debajo de la demanda y lo planificado por el régimen debido a que sigue dependiendo en varias provincias de “gallinas viejas”, las cuales rebasan el tiempo óptimo para poner las posturas.

Un reciente despacho de la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN) explica para el caso de Camagüey que una vez se complete la repoblación con animales más jóvenes en las ocho granjas de gallinas ponedoras con las cuales cuenta la Empresa Provincial Avícola, “se aspira a incrementar el nivel de puesta en cada una de esas unidades”.

El indicador está actualmente por debajo de sus índices de cumplimiento en el territorio, tal y como ocurrió en 2020 a nivel nacional porque “existió una deficiencia en la obtención y fomento de producción de aves con los requerimientos genéticos necesarios para ponerlas en explotación una vez alcanzaran la edad madura”.

Ello conllevó al uso de una masa ya en edad reproductiva no tan buena y, subraya la ACN, esa carencia “se reflejó en el caso de la provincia de Camagüey en el acopio de 120 millones 522 mil 960 huevos de su plan anual, cuando el objetivo era llegar a los 128 millones 909 mil unidades”.

Según explicó al medio Jesús Díaz Quinta, director de producción en la referida Empresa de la central provincia, al escasear las pollonas jóvenes para el proceso de remplazo, las unidades se vieron obligadas a seguir dándole continuidad a la explotación de la misma masa existente, cuyas gallinas, entre los 13 y los 16 meses como ponedoras, superan el tiempo óptimo para poner las posturas.

En Camagüey, refirió el directivo, hay más de 457 mil aves en explotación y hasta abril no se aspira a tener la cantidad suficiente de animales jóvenes para lograr la repoblación.

La producción actual en la provincia, que en enero quedó por debajo de lo planificado en un millón 758 mil huevos, sólo permite asegurar el abastecimiento de la canasta familiar normada de su población. Con la eventual inserción de nuevos rebaños se espera que el territorio equilibre sus índices productivos.

A fines de diciembre el oficialismo del régimen informaba del sobrecumplimiento en la producción de huevos de algunas de sus provincias, aunque el alimento escaseaba en todo el territorio nacional, al punto de que en el mercado informal habanero llegó a cotizarse hasta en 300 pesos cubanos (unos 12 dólares) el cartón de 30 unidades. 

El director de la empresa avícola de Sancti Spíritus explicó en ese entonces que había un déficit muy grande de animales en el país. Estamos trabajando animales viejos y la eficiencia no es la mejor, comentó el funcionario, que situó la causa de tal situación en el hecho de que en septiembre se paralizasen las plantas de incubación por el déficit energético del país, derivado de la escasez de combustibles.

Su estimación fue que a partir del segundo trimestre del 2021 podría cambiar la situación y haber más producción y disponibilidad de huevos en todo el país.