Fallece víctima de la COVID-19 en Cuba prestigioso psiquiatra Sergio Pérez

El prestigioso doctor y profesor de Psiquiatría no logró vencer a la enfermedad viral pese a que su evolución era favorable, en la gravedad, durante las primeras horas tras su ingreso
Sergio Pérez. Foto tomada de su perfil de Facebook
 

Reproduce este artículo

El prestigioso doctor cubano y profesor de psiquiatría Sergio Pérez Barrero, quien condenó el secuestro del artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara y criticó recientes acciones represivas y comunicativas del régimen, falleció este domingo víctima de la COVID-19, informó el médico Alexander Jesús Figueredo Izaguirre vía redes sociales.

“Acaba de fallecer nuestro querido profesor Dr Sergio Pérez, esto lo estoy escribiendo con un nudo en la garganta y lágrimas en el corazón, las ciencias médicas en Cuba y en el mundo acaban de perder uno de los más grandes médicos psiquiatras que hayan podido existir en estos tiempos”, escribió Figueredo en su perfil de Facebook.

El galeno se dijo orgulloso de haber sido “alumno, colega, hijo y discípulo” de Pérez, para quien pidió honores en los medios de comunicación oficiales del castrismo.

“Quiero ver en primera página mañana del Granma, la Demajagua y en todos los periódicos habidos o por haber esta noticia. Es lo único que pido como otro médico enterrado en lo oscuro por su ideología”, aseveró Figueredo, expulsado a finales de abril de su trabajo como especialista en Medicina General Integral y residente de Urología en el policlínico “13 de Marzo”, en el municipio de Bayamo, por presunto “daño moral al sector” de la Salud Pública, pero en realidad como represalia por sus denuncias en redes sociales y críticas al régimen.

“Al profe solo decirle que mientras en Cuba y el mundo exista un Alexander Jesús Figueredo Izaguirre su legado estará presente y jamás será olvidado, y que en una nueva Cuba los libros de psiquiatría llevarán su nombre”, añadió el galeno sobre el finado, cuyo deber en la tierra, dijo, “fue cumplido”.

Pérez fue ingresado de gravedad debido a la Covid-19 en días pasados, según informó el propio Figueredo, que detalló que el paciente recibía tratamiento “en la sala de terapia del Hospital Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo”, capital de la provincia Granma, con una bronconeumonía asociada a la temible enfermedad.

Pese a ello, y a estar siendo tratado con oxígeno y antibióticos, su evolución en ese entonces era “favorable”.

Sergio Pérez Barrero, profesor de Psiquiatría en Granma, renunció en mayo a su puesto en la Sociedad Cubana de esa especialidad debido al trato que recibió el artista independiente Luis Manuel Otero Alcántara tras ser internado en una institución médica ese mismo mes.

El 9 de mayo envió una carta abierta a las madres que integran el Consejo de Estado, el Comité Central del Partido Comunista y el Parlamento, pidiendo a favor de los cubanos que tienen prohibida la entrada al país por medidas arbitrarias que provocan la desunión de las familias.

Un mes más tarde, denunció que las autoridades de la provincia intentaron sancionarlo por su pronunciamiento, lo que no evitó que en julio criticase la campaña del oficialismo para intentar limpiar la imagen del presidente Miguel Díaz-Canel, quien ordenó el uso de la fuerza por parte de los simpatizantes del gobierno para silenciar el estallido social del 11 de julio.

Pérez figura entre los fundadores de la Sección de Suicidiología de la Asociación Mundial de Psiquiatría y de la Red Mundial de Suicidiólogos. Por su experticia en ese campo, fue asesor de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud para la prevención del suicidio en la región de las Américas.