Exigirán prueba de COVID-19 negativa para ingresar a Cuba desde el próximo enero

A partir del 10 de enero todos los viajeros que lleguen al país deberán portar un PCR en tiempo real realizado como máximo 72 horas antes por laboratorios certificados de los países de origen
Personal sanitario toma declaración a viajero que ingresa a Cuba por aeropuerto. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano adopta medidas para intentar frenar el abrupto asenso de contagios por coronavirus, según la versión oficial con casos “generados principalmente por nacionales procedentes del extranjero”, por los contactos de estos —que son mayoritariamente sus familiares—, y por personas contagiadas por estos últimos, informó la prensa estatal.

A partir del 10 de enero todos los viajeros que lleguen al país deberán portar un PCR en tiempo real realizado como máximo 72 horas antes por laboratorios certificados de los países de origen. La decisión se informó este jueves, durante una reunión de alto nivel encabezada por el presidente designado, Miguel Díaz-Canel.

En videoconferencia con las autoridades de las provincias y el municipio especial de Isla de la Juventud, se anunció que se continuará trabajando en los protocolos ante el SARS-CoV-2 por parte del Ministerio de Salud Pública (Minsap), de forma tal que “se garanticen, con la participación de todas las organizaciones de masas, el aislamiento efectivo de los viajeros y sus familiares en los domicilios”, informó el medio de propaganda Cubadebate.

Según esta fuente “también se reforzará el aseguramiento de capacidades de alojamiento de viajeros residentes en Cuba que no tengan en sus hogares las condiciones adecuadas y puedan pasar las jornadas de cuarentena en los centros de aislamiento”.

Este miércoles 23 de diciembre se arribó a un récord de contagios diarios, cuando se reportaron 217 nuevos casos de la COVID-19; 102 fueron contactos de casos confirmados, 101 con fuente de infección en el extranjero y 14 sin fuente de infección precisada.

Es la cifra más alta de contagios desde el inicio de la epidemia en el país el pasado 11 de marzo. En estos nueve meses y medios, se acumulan 1 381 876 PCR en tiempo real realizados; 10 717 casos positivos (el 0,78 por ciento); y 139 fallecidos, para una letalidad de 1,30 por ciento.

Entre el 60 y 70 por ciento de los casos de COVID-19 en las últimas quincenas son casos directos o vinculados a personas que han arribado a Cuba, luego de que el régimen administrado por Díaz-Canel decidiera abrir el país al turismo y los vuelos comerciales.

En las evaluaciones hechas por gobernadoras y gobernadores de más de una decena de provincias, fue recurrente el incremento de casos detectados en el segundo PCR que deben realizarse los viajeros a los cinco días del primero que se le practica a la llegada al país.

“Se insistió en la necesidad de mantener la disciplina en los aeropuertos, las medidas de distanciamiento físico e higiene dentro de los hogares, y el respeto de los recién llegados y sus familiares al aislamiento requerido”, según Cubadebate.

José Ángel Portal Miranda, titular del Minsap, informó sobre el coronavirus en Cuba que de los 10 717 casos confirmados hasta este miércoles 23 de diciembre, 10 356 son cubanos y 361 extranjeros. Se acumulan 8 620 casos autóctonos confirmados, con una tasa de incidencia de 77 por 100 000 habitantes (no incluye los 2 097 casos importados).

En los últimos 15 días se han confirmado 885 casos, para una tasa de 7,90 por 100 000 habitantes. Permanecen ingresados para atención y vigilancia de la COVID-19, 2 969 personas, de ellas 2 885 cubanos y 84 extranjeros, de los cuales 63 se encuentran en tratamiento, y 21 en estudio.