Activistas exigen fe de vida de Luis Manuel Otero Alcántara

La nota oficial del régimen sobre la internación de Luis Manuel en el hospital Calixto García ha incrementado los pedidos de fe de vida del artista por parte de activistas, amigos y simpatizantes de su causa
Exigen fe de vida de Luis Manuel Otero Alcántara
 

Reproduce este artículo

La nota oficial del régimen sobre la internación de Luis Manuel Otero Alcántara en el hospital Calixto García, en el Vedado habanero, ha incrementado los pedidos de fe de vida del artista por parte de activistas, amigos y simpatizantes de su causa.

Otero Alcántara arribaba este domingo a su octavo día en huelga de hambre y sed, pero en horas de la mañana fue sacado de su domicilio por agentes de la Seguridad del Estado y, presuntamente, personal sanitario que lo trasladó al referido centro hospitalario.

El incumplimiento de sus demandas hasta el momento y las inconsistencias de la comunicación oficial sobre el ingreso médico han elevado las suspicacias de muchos cubanos, que exigen pruebas visuales del estado de salud e integridad del activista.

“No sé por qué presiento que el próximo 27-N será hoy, en el Calixto García, para exigir fe de vida de Luis Manuel Otero”, escribió en Twitter un usuario identificado como “Un poeta ahí”, ante la abundancia de peticiones de pruebas visuales.

Tales exigencias inundan las redes desde la víspera, cuando sólo se tenían noticias del artista mediante supuestos mensajes suyos enviados a amigos y cuya veracidad no se podía comprobar por el estricto cerco policial que el régimen mantiene sobre su domicilio en el barrio San Isidro.

“Un mensaje de texto no demuestra la situación real de Luis Manuel”, apuntó el artista Luis Eligio D´Omni, quien activamente apoya desde Miami al Movimiento San Isidro y la causa de Otero Alcántara.

“Todos tenemos que exigir una fe de vida. Mínimo que un familiar entre allí y transmita en vivo, para que podamos ver qué está pasando con Luis Manuel Otero Alcántara, cuál es su proceso y dónde está. Es muy posible que ni esté allí en San Isidro”, acusó en una directa a través de Facebook, mediante la que instó a los cubanos a no cejar en el empeño de llegar hasta el artista.

“Lo tienen en OFF, están calculando sus días. No lo dejan transmitir ahora porque saben que está mal. Lo tenemos que ver en vivo y en directo, debemos saber qué está pasando con él”, agregó D´Omni.

Ahora, tras la internación informada por el régimen, muchos extienden pedidos similares para conocer la situación real de Otero Alcántara.

La nota de la dirección del Hospital Universitario “General Calixto García” en la que se informó que el artivista está siendo atendido en ese centro, “mantiene una evolución estable” y “ha sido cooperativo con el personal de salud que lo atiende”, es omisa en muchos detalles, como la voluntad inicial del presunto paciente de recibir o no atención médica, los motivos de su inanición y cómo fue exactamente retirado de su hogar.

Asimismo, no explica a plenitud el estado de salud real del huelguista. Insinúa que se encuentra bien y presenta síntomas incoherentes con su tiempo declarado de inanición, como la falta de desnutrición, pero a la vez emplea el verbo “deambular” para referirse a su manera de andar, aunque contradictoriamente, cual si de construir un oxímoron se tratara, afirma que lo hacía “sin dificultad”.

Por todo ello, los pedidos de fe de vida se suceden unos a otros. En uno de los más recientes, el líder opositor José Daniel Ferrer, coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), interpeló directamente al presidente estadounidense, el Parlamento Europeo, la Organización de Estados Americanos, la ONU, y otros actores morales de relevancia internacional de los que, dijo, depende en gran medida la vida de Luis Manuel Otero.

“Por favor, pidan fe de vida. A este joven le puede pasar lo que a Laura Pollán y Oswaldo Payá”, escribió Ferrer en su cuenta de Twitter.