“Es una vergüenza”: Pompeo sobre encarcelamiento de Quiñones

El secretario de Estado estadounidense se complació por ver en libertad al periodista independiente cubano Roberto de Jesús Quiñones, pero calificó como “una vergüenza” el hecho de que haya sido encarcelado por el “crimen” de trabajar por una sociedad más transparente
 

Reproduce este artículo

El secretario de Estado Mike Pompeo afirmó este domingo 6 de septiembre que el gobierno de Estados Unidos se complace al ver en libertad al periodista independiente cubano Roberto de Jesús Quiñones y calificó como “una vergüenza” el hecho de que haya sido encarcelado por el “crimen” de trabajar por una sociedad más transparente.

“El gobierno de los Estados Unidos se complace en ver al periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones reunirse con su familia después de un año de sufrimiento indebido como preso de conciencia en Cuba. Sin embargo, repetimos nuestra enérgica condena a su injusto encarcelamiento por el simple hecho de hacer su trabajo”, subrayó Pompeo.

En un comunicado de prensa, el titular del Departamento de Estado recordó que el arresto y procesamiento judicial de Quiñones estuvieron marcados por “un flagrante desprecio por las normas legales”, lo cual, dijo, es típico del régimen cubano.

“Las autoridades cubanas no informaron a Quiñones de los cargos en su contra hasta minutos antes del juicio y no le permitieron representación legal en la sala del tribunal. Los fiscales del régimen no permitieron que Quiñones presentara pruebas de sus heridas a manos de la policía que lo arrestó. En marzo, se le negó la libertad condicional”, narró el diplomático.

“Es una vergüenza que el régimen cubano encarcelara a un periodista cuyo único ‘crimen’ es trabajar por una sociedad más transparente. Tampoco es sorprendente. El régimen utiliza cualquier excusa para silenciar a sus críticos y violar los derechos humanos, incluidos los derechos a la libertad de expresión y las garantías de un juicio justo”, sentenció Pompeo, al tiempo que convocó a los “socios democráticos en todo el mundo” a exigir respeto a los derechos humanos en Cuba como un requisito previo para cualquier trato.

El reconocido abogado Jason I Poblete, director del Fondo de Defensa Legal de la Alianza para la Libertad Global (GLA, por sus siglas en inglés), fundación sin ánimo de lucro encaminada a la defensa de los derechos individuales, la libre empresa y el imperio de la ley, también se pronunció a raíz de la liberación de Quiñones el pasado viernes 4 de septiembre.

Desde su cuenta de Twitter, Poblete recordó que el 29 de abril GLA solicitó medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el disidente, abogado y periodista cubano Roberto Quiñones. 

“Quiñones fue liberado la semana pasada, pero él, su familia y su equipo de defensa corren más peligro ahora. Se necesita acción ahora por parte de la CIDH y la Organización de Estados Americanos (OEA)”, escribió el abogado.

Luego de cumplir su injusta condena de un año en prisión por cargos dudosos de resistencia y desobediencia, que le fueron imputados luego de que, de forma violenta, agentes del régimen le impidieran das cobertura a un juicio contra el matrimonio de los pastores guantanameros Ramón Rigal y Ayda Expósito, Quiñones fue liberado el pasado viernes.

“Agradezco todo el apoyo, estoy firme”, declaró el periodista y abogado vía telefónica desde su casa en la ciudad de Guantánamo al medio con el que trabajaba hasta que fue enjuiciado, Cubanet.

La causa en favor de su liberación levantó una ola de solidaridad entre colegas independientes, activistas y organizaciones internacionales que presionaron para que ésta se hiciera efectiva.

Amnistía Internacional, la CIDH, Artículo 19, PEN América y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) están entre las entidades que pidieron su excarcelación, que solo ocurrió una vez que Quiñones cumplió la pena impuesta.