Periodista independiente Roberto Quiñones denuncia que castrismo bloquea su internet
El abogado y periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces denunció problemas con el uso de internet, y que el monopolio estatal Etecsa no los soluciona a pesar de sus quejas
 

Reproduce este artículo

El abogado y periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces denunció problemas con el uso de internet, y que el monopolio estatal Etecsa no los soluciona a pesar de sus quejas.

Cuenta que, a mediados de septiembre y pocos días después de salir de prisión donde se encontraba por hacer periodismo independiente, comenzó a tener afectaciones con el servicio de internet.

En su casa ha quedado inutilizable, pero tampoco le funciona cuando trata de acceder a su cuenta de correo en las salas de navegación de Etecsa, aunque tiene saldo suficiente, declaró a CubaNet, medio independiente con el que colabora Quiñones.

Por tal motivo, el 28 de septiembre no pudo participar en una videoconferencia sobre libertad religiosa en Cuba, convocada por la Usaid y el diario digital CubaNet. Refirió que justo cuando comenzaría el evento, para el que buscó y comprobó un sitio con adecuada conexión, “se cayó la comunicación (…) al parecer mi cuenta fue bloqueada”.

“A partir del 20 de octubre he tenido también dificultades con mi correo, y no he podido revisarlo con la asiduidad acostumbrada”.

El periodista refiere que se ha quejado ante la gerencia de Etecsa en Guantánamo, donde reside, pero le dicen que ellos “no tiene que ver con esas dificultades, a pesar de que también en otras ocasiones han bloqueado el correo de mi esposa, que es la titular del servicio que tenemos en casa”. Quiñones explica que en ese caso la justificación de la empresa del régimen es que la laptop no está bien configurada, algo refutado por ingenieros informáticos a los que ha acudido Quiñones.

El periodista independiente señala a la Seguridad del Estado como responsable de este y otros problemas que le han venido sucediendo desde su salida de la cárcel. “No quieren que hagamos periodismo de barrio, de denuncia de hechos concretos”, dijo a CubaNet.  

Luego de cumplir su injusta condena, a inicios de septiembre fue liberado el abogado y periodista independiente, que estuvo preso durante un año en una prisión de Guantánamo. Se encontraba tras las rejas desde el 11 de septiembre del 2019.

La causa de Roberto Quiñones levantó una ola de solidaridad entre colegas independientes, activistas y organizaciones internacionales que presionaron para que se hiciera efectiva esta liberación.

El periodista fue condenado por los supuestos delitos de “desobediencia y resistencia”, cargos que le fueron imputados luego que, de forma violenta, agentes del régimen le impidieran das cobertura a un juicio contra el matrimonio de los pastores guantanameros Ramón Rigal y Ayda Expósito.

Amnistía Internacional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Artículo 19, PEN América y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), están entre las entidades que pidieron su excarcelación, que solo ocurrió una vez Quiñones cumplió la pena impuesta.

El periodista y académico José Raúl Gallego señaló, a propósito de la liberación de Quiñones, que antes tuvo que cumplir un año de cárcel injusta: “Un año en que el gobierno cubano hizo oídos sordos a las exigencias de una parte del gremio del periodismo independiente y de la comunidad internacional. En las fotos se puede ver el efecto de las cárceles cubanas sobre una persona. Bastante diferente a las imágenes de los cinco agentes cuando fueron liberados de sus condenadas en Estados Unidos”.