Envenenan perros del refugio de animalistas Omar Mena y Leidy Laura

Leidy Laura Hernández, quien fundó el primer refugio de animales de la ciudad de Santa Clara, denunció que han envenenado a algunos de sus perros
Refugio de animalistas Omar Mena y Leidy Laura. Foto: Sadiel Mederos/Yucabyte
 

Reproduce este artículo

La activista Leidy Laura Hernández, quien fundó el primer refugio de animales de la ciudad de Santa Clara y uno de los primeros en la región central de la isla, denunció a ADN Cuba que han envenenado a dos de sus perros.

Según contó la joven villaclareña, ayer amaneció muerta una perrita y otra se encuentra muy grave a pesar de los cuidados urgentes de un veterinario.

“Ayer desde un perfil falso en Facebook me amenazaron con que nos iban a envenenar los perros”, precisó desconsolada Hernández, quien al final del Callejón del Salado, en Santa Clara, creó en un patio familiar un hogar temporal para animales.

“Ellos son mi familia. Tengo mucho miedo de que sigan haciéndolo”, comentó. 


El músico villaclareño Omar Mena, fue detenido arbitrariamente el pasado día 29, cuando se dirigía a su trabajo, según denunció en una directa su esposa, Leidy Laura Hernández. De acuerdo a su compañera, eran agentes de la Seguridad del Estado.

Mena ha sido detenido en varias ocasiones debido a su actividad contestataria. Además de música urbana, con un claro contenido social, es activista del movimiento para la protección de animales en la central provincia cubana.

El rapero y su esposa, a través de su grupo en Facebook, Grupo de Rescate Animal, coordinan iniciativas a favor del cuidado y la protección de los animales. También denuncian frontalmente las medidas gubernamentales y abusos orquestados desde instituciones oficialistas, que afectan el bienestar animal.

En medio de la profunda crisis de escasez y desabastecimiento que predomina en el país, agudizada por la pandemia del coronavirus, Omar Mena y Leidy Laura Hernández, se las han agenciado para proteger los animales bajo su cuidado y seguir impulsando proyectos sociales.

No obstante, reciben las represalias del Estado totalitario castrista, que oprime a las voces que exigen derechos y libertades fundamentales.

En vez de estimular a activistas como estos, el régimen cubano los apresa, amenaza y reprime. Tras este constante acoso que han sufrido el envenenamientos de sus animales, resulta sumamente sospecho.

 

Foto de portada: Refugio de animalistas Omar Mena y Leidy Laura (Sadiel Mederos/YucaByte)