Entran en cuarentena por brote de coronavirus comunidades de Venezuela, en Ciego de Ávila
En la comunidad de Simón Reyes y el casco urbano del municipio Venezuela, provincia de Ciego de Ávila, decretaron la cuarentena luego de haberse declarado allí un evento de transmisión local que suma al menos 21 casos positivos confirmados de coronavirus
Riegan con agua clorada calles de Venezuela, municipio cubano. Foto: Invasor
 

Reproduce este artículo

En la comunidad de Simón Reyes y el casco urbano del municipio Venezuela, provincia de Ciego de Ávila, decretaron la cuarentena luego de haberse declarado allí un evento de transmisión local que suma al menos 21 casos positivos confirmados de coronavirus.

El área cerrada incluye 122 manzanas con más de 6000 habitantes, y tendrá como única vía de acceso una carretera aledaña el barrio conocido como las Petrocasas, y como salida la vía que conduce hasta Jagüeyal, debido a la “amplia dispersión geográfica de los 8 focos activos, que han elevado los riesgos de modo exponencial”, informó el periódico oficialista Invasor.

Entre los pobladores que entraron en régimen de cuarentena, se encuentran unas 90 embarazadas y 124 bebés todavía lactantes.

Dianelis González Gallego, directora municipal de Salud, explicó que dentro del perímetro de la cuarentena quedaron 12 Consultorios del Médico y la Enfermera de la Familia, desde donde partirán 120 sanitarios a realizar pesquisas y “se garantizará la asistencia médica de la población”.

Según el medio del Partido Comunista en esa provincia, en la periferia del área en cuarentena “han quedado otros 15 encargados de brindar atención las 24 horas, con un stock de medicamentos reforzado para la atención de urgencias”.

Es tal la magnitud del foco en el municipio Venezuela, ubicado en la segunda provincia más golpeada en esta segunda ola de la pandemia en Cuba, que se ha decidido evaluar con pruebas PCR-RT a personas aledañas al área roja.

Ante la estricta restricción de movilidad, Vismey Toledo Bañobre, vicepresidente del Consejo de Defensa Municipal, aseguró que el régimen ha “asegurado alimentos y suministros básicos, combustible para los grupos electrógenos y medios de transporte sanitarios, hipoclorito de sodio en los 11 puntos habilitados para su expendio y ha comenzado la distribución de mermelada, galletas de sal y viandas”.

Asimismo, se prepara un nuevo centro de aislamiento con 32 capacidades para sospechosos de contagio, en la escuela especial Simón Bolívar. Este se suma a otras 90 capacidades existentes, “porque se supone que las pesquisa deriven un mayor número de contactos y sospechosos”.

Otras comunidades de ese poblado de Ciego de Ávila tienen focos de transmisión activos, entre ellas Macizo Cañero, Carolina y Júcaro, donde 950 personas permanecen bajo la medida de restricción de movimiento.

El territorio está en jaque por la pandemia, mientras el régimen continúa enviando turismo internacional a los cayos cercanos a Ciego de Ávila. Autoridades de la central provincia decidieron suspender servicios en el Hospital Provincial Docente “Antonio Luaces Iraola” ante la imposibilidad de cortar los contagios de coronavirus en la entidad, donde aún permanece abierto un evento de transmisión institucional.

La compleja situación epidemiológica de la provincia y su principal centro hospitalario obligó este fin de semana a profundizar la medida de cuarentena que ya regía en el hospital, donde sólo se mantendrán activos el Cuerpo de Guardia, los servicios de Emergencia, los salones de cirugías de urgencias y el servicio de Cuidados Intermedios e Intensivos, entre otros considerados vitales.