Reportan brote de enfermedades gastrointestinales en Mayabeque

La falta de cloro y la cantidad de salideros en las tuberías de aguas albañales y de agua potable provocan que el agua llegue contaminada a los domicilios
Los salideros influyen en la contaminación del agua. Foto: Radio Rebelde
 

Reproduce este artículo

Un brote de enfermedades gastrointestinales similar al de la provincia Pinar del Río se registra en varios municipios de Mayabeque, reportó el medio independiente CubaNet a partir de declaraciones de pobladores y trabajadores del sector de la salud en esa provincia, que aseguran que “el agua está llegando mezclada con aguas albañales y con abundantes microorganismos patógenos peligrosos para la salud”.

Damián Salazar, vecino de la avenida 21 en Quivicán, dijo al referido medio que el agua llega a las tuberías con mal olor, debido a que no existen controles en la calidad del líquido desde hace mucho tiempo.

“Esto ha provocado que muchas personas enfermen, en mi barrio más de 10 personas estamos con los mismos síntomas, muchos vómitos, fiebre y diarreas”, comentó Salazar.

Sus acusaciones fueron confirmadas por el especialista en medicina interna Yandi Medina, quien explicó a CubaNet que en el cuerpo de guardia han recibido a “muchos pacientes en los últimos días con los mismos síntomas: vómitos, fiebre y diarreas”.

“Se trata de infecciones en el tracto digestivo provocadas por alguna bacteria que se está consumiendo en el agua, muchos pacientes han llegado totalmente deshidratados y hemos tenido que dejarlos varias horas ingresados para hidratarlos por vía intravenosa”, detalló.

De acuerdo con un trabajador del Laboratorio de Control y Calidad del Agua ubicado en Bejucal, “los niveles de cloro en el agua potable están muy por debajo de los parámetros establecidos”, lo que ha llevado a suspender el servicio de agua en el municipio en reiteradas ocasiones porque “hay escasez de cloro”.

La fuente añadió que la cantidad de salideros en las tuberías de aguas albañales y de agua potable es otra causa de la contaminación del agua que reciben los pobladores en sus domicilios. 

Esto provoca, dijo, que las tuberías se llenen de agua contaminada cuando se suspende el servicio y “eso llega a las casas posteriormente”.

Las autoridades sanitarias de la provincia Pinar del Río reportaron el pasado 4 de mayo que 71 personas habían resultado intoxicadas con agua potable contaminada a partir del inicio de las lluvias de mayo.

Los pacientes presentaron síntomas como vómitos, diarreas semipastosas y líquidas, pero sus muestras resultaron negativas al cólera.

De acuerdo con la Dirección Provincial de Salud y el Centro de Higiene, Epidemiología y Microbiología de Pinar del Río, las infecciones gastrointestinales de transmisión hídrica se habían disparado, fundamentalmente en la cabecera provincial, por la contaminación de agua potable con aguas albañales y la baja concentración de cloro en la conductora de 36 pulgadas.

A raíz de estos brotes, y a modo de prevención, especialistas sanitarios aconsejan hervir el agua antes de consumirla y agregar de tres a cuatro gotas de hipoclorito de sodio concentrado al 1% por cada litro de agua, así como almacenar el líquido de manera segura.