Hospital de Bayamo está sin equipo de ultrasonidos, denuncian en redes

Una paciente del hospital aseguró que sólo estaba funcionando un equipo y se rompió, situación que preocupa a unos médicos cuya conversación escuchó
Foto: Rafael Martínez Ariaz/La Demajagua
 

Reproduce este artículo

El hospital Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo, en la provincia de Granma, está sin equipo de ultrasonidos para atender a los pacientes, según denunció la cubana Roxana Serrano en redes sociales el pasado viernes.

Serrano relató en un post en Facebook que estaba desde las 07:00 horas de ese día en el hospital porque desde la madrugada presentaba dolores abdominales acompañados de dolor en el bajo vientre y el doctor que la atendió le mandó a hacerse un electrocardiograma, análisis de sangre y de orina, y un ultrasonido. 

“Pues resulta que en todo el hospital no hay ultrasonido porque sólo estaba funcionando uno y se rompió”, lamentó la joven, que en vano pidió explicaciones al médico que le orientó el examen y a la secretaria de la dirección del hospital.

Esta última, de acuerdo con el relato de Serrano, la trató “con tremenda indiferencia, como si no fuéramos humanos” y le dio “una explicación poco convincente, de las cuales ya estamos acostumbrados a oír los cubanos”.

“Me dijo también que eso no estaba en sus manos y no me supo explicar el por qué en un hospital provincial sólo estaba funcionando un solo equipo de ultrasonido y dicho sea de paso se rompe”, detalló.

Serrano aseguró haber escuchado una conversación ajena de unos médicos en el área donde hacen los ultrasonidos, los cuales se mostraron muy preocupados por la situación, ante la que el electricista dijo no tener una solución.

“Mi pregunta es dónde están los derechos humanos y dónde está la responsabilidad de salvar vidas. Mientras tanto sigo aquí con mi dolor, sin saber cuál es la causa y sin esperanza de saber, pidiéndole a Dios que nos salve y nos cuide de todo mal porque en estos momentos sólo dependemos de él”, escribió.

Los reclamos e insatisfacciones de los cubanos con el sistema de salud han aumentado de manera notoria en los últimos años, conforme éste se ha ido depauperando como consecuencia de la agudización de la crisis crónica del país.

En redes sociales son frecuentes las denuncias y testimonios como el de Serrano, que acusan insuficiencia de las capacidades existentes, y otros que acusan presuntas negligencias médicas o exponen las malas condiciones higiénicas y de infraestructura de hospitales y policlínicos.

El mes pasado, usuarios de Twitter mostraron su indignación ante un video del hospital pediátrico de Cienfuegos, en el centro de la isla, que mostraba las pésimas condiciones higiénicas en una de las salas a consecuencia de una incontenible filtración de agua, mientras que otros reaccionaron con críticas a un donativo de cubos y escobas de guano realizado por una pequeña empresa privada a un hospital pediátrico en Camagüey.