En Guantánamo se han ejecutado más de 200 procesos penales relacionados con el coronavirus
Hasta la fecha la Fiscalía Provincial de Guantánamo ha ejecutado más de 200 procesos penales relacionados con la pandemia, lo que indica que entre todos los casos también la represión ha aumentado
Fiscalía de Guantánamo ha ejecutado hasta la fecha más de 200 procesos penales relacionados con la pandemia
 

La pandemia de la COVID-19 en Cuba ha servido al régimen para justificar el incremento en su accionar represivo en medio de una profunda crisis económico-social que ha caldeado los ánimos de la población en los últimos meses.

Este 18 Junio el diario estatal Venceremos, perteneciente a la provincia de Guantánamo, publicó un artículo donde refiere que fiscalía de esa ha ejecutado más de 200 procesos penales relacionados con la pandemia.

"Más de 200 procesos penales ejecutó la Fiscalía provincial contra ciudadanos autores de indisciplinas sociales y conductas ilegales durante lo que va del periodo de enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19 en Guantánamo".

En su texto el Venceremos destaca las declaraciones de Moraima Velázquez Romero, fiscal jefe en la provincia, quien especificó que, "por la gravedad de 22 de los hechos perpetrados, sus comisores fueron expediantados para futuros juicios en tribunales del territorio".

Según el diario estatal los delitos con mayor incidencia fueron especulación y acaparamiento de artículos, así como tenencia de productos de procedencia dudosa y la práctica de actividades económicas no autorizadas. "Otras figuras fueron el desacato, la desobediencia y la resistencia a actuar en correspondencia con las normas establecidas".

La fiscal jefe precisó que 44 casos fueron procesados en los tribunales, para los cuales se determinaron sanciones que incluyen multas, trabajo correccional, con o sin internamiento, y privación de libertad, a partir del análisis conductual de los encartados, la complejidad de los delitos y las condiciones en que tuvieron lugar las violaciones.

Moraima Velázquez destacó además que en el marco de la crisis epidemiológica de la COVID-19, la Fiscalía provincial ha realizado también acciones de control en los Hogares de Ancianos, Casas de Niños sin Amparo Familiar y el Hospital Siquiátrico, para comprobar la efectividad del cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias y el correcto manejo de los recursos en esas instituciones.

Agregó que la política de la Fiscalía está basada en el enfrentamiento con severidad y racionalidad a los delitos, y aseguró que en comunión con el Consejo de Defensa Provincial, el Ministerio del Interior y los tribunales, trabajan para erradicar actitudes que ponen en riesgo la salud y seguridad colectiva en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

Cabe destacar que la represión por parte de las instituciones judiciales y policiales, ha venido a ser, sino la única, por lo menos sí la herramienta más notoria de las que se ha valido el régimen para hacer frente a un pueblo que da señales de irle perdiendo el miedo y de estar más preocupado por buscar la comida, que por seguir directrices políticas que nada o poco van a beneficiarle.