Empresa estatal Fincimex advierte sobre posible estafa mediante sus tarjetas AIS para remesas

La compañía financiera del sistema empresarial del ejército del régimen, Fincimex, advierte sobre una presunta estafa asociada al envío de remesas a tarjetas AIS a través de una página que simula ser la de esta entidad estatal
Tarjetas AIS, dólares y euros. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

La compañía financiera del sistema empresarial del ejército del régimen, Fincimex, advierte sobre una presunta estafa asociada al envío de remesas a tarjetas AIS a través de una página que simula ser la de esta entidad estatal.

“Estimados clientes, con el objetivo de beneficiarse del buen posicionamiento del sitio aisremesascuba.com desde EUA han adquirido un dominio llamado aisremesacuba.com, fijarse que utiliza la remesa en singular,” aseguró Fincimex en una nota de Facebook.

“Este dominio no tiene relación con Fincimex y pudiera poner en riesgo la integralidad de los datos del cliente. Fincimex evalúa las acciones legales pertinentes y ratifica su compromiso de garantizar a nuestros clientes, seguridad, confianza y transparencia en su gestión”, añadió la empresa controlada por el régimen cubano.

Luego de un mes sin emitir tarjetas American International Service (AIS), utilizadas para comprar en las nuevas tiendas que expenden en moneda libremente convertible (MLC), Fincimex restableció el servicio el 24 de septiembre.


La entidad financiera del sistema empresarial de las Fuerzas Armadas, paralizó la entrega de esas tarjetas de remesas desde mediados de agosto, debido a su incapacidad para satisfacer la alta demanda de las mismas.

“El alza de la demanda ha superado nuestra capacidad de importación de determinados insumos. Trabajamos para que la interrupción sea lo más breve posible. Volveremos”, anunció en ese momento la empresa.

El jueves de la semana anterior, la página de Facebook Ais Cuba anunció que “se restablece la posibilidad de solicitar nuevas tarjetas AIS para los usuarios de aisremesascuba.com”.

Mediante un post comunicaron que “si en el momento de realizar la transferencia, el beneficiario no posee el tipo de tarjeta seleccionado, el remitente podrá solicitar su creación con el primer envío exitoso”.

El beneficiario en Cuba deberá recoger personalmente la tarjeta AIS en la sucursal de Fincimex más cercana “pasados 25 días hábiles para La Habana y 45 para el resto del país”.

Cuando suspendió el servicio en agosto, mediante una publicación en su perfil de FacebookFincimex reconoció también errores organizativos que le han impedido brindar un buen servicio con las referidas tarjetas, muy solicitadas a partir de que el régimen decidiese que fueran la única forma de pago en sus polémicas tiendas habilitadas para la venta en divisas o moneda libremente convertibles.

Desde el anuncio de las medidas económicas concernientes a dichas tiendas y las tarjetas American International Service (AIS) para comprar en ellas, las colas en los bancos cubanos se incrementaron. Muchos se lanzaron a la obtención del plástico, un trámite gratuito y en apariencia sencillo, pero que en la práctica se mostró engorroso por la incapacidad de Fincimex para satisfacer la demanda.

Existen dos modalidades de tarjetas AIS: la más antigua es una de color azul que se utiliza para recibir remesas, pero recibe solo en CUC, y la nueva que es la que todos quieren, de color verde, donde se pueden recibir remesas en divisas y pagar en las tiendas MLC.

Fincimex es una empresa asociada a la Western Union en Cuba, a través de la cual los cubanos reciben remesas de familiares y amigos residentes en Estados Unidos. La entidad fue sancionada por Estados Unidos porque es administrada por el Grupo de Administración de Empresas de las FAR (Gaesa).