Empresa china Wondfo fabrica pruebas rápidas para la COVID-19 que aplican en Cuba

El gobierno cubano anunció que utiliza un lote de 100 mil test rápidos chinos, en tanto varios países europeos que recibieron decenas de miles de kits de diagnóstico rápido los desecharon por inservibles
Sanitaria cubana con pruebas rápidas chinas
 

Reproduce este artículo

Autoridades sanitarias de Cuba comenzaron a aplicar en todo el país pruebas rápidas para detectar contagiados por la pandemia del coronavirus, fabricadas por la empresa china Wondfo.

El 1 de abril, el director de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Francisco Durán, anunció en conferencia de prensa que se iniciarían pruebas rápidas de forma masiva, tras la entrada de un lote de 100 mil unidades procedentes del país asiático.

Cuba se decidió a aplicar las pruebas urgentes y masivas a grupos de riesgo como “resultado de la experiencia" de países que han combatido con éxito el virus, como China, Japón, Corea del Sur o Tailandia, afirmó Durán.

Los test rápidos de coronavirus comprados en China han sido tema de polémica recientemente, pues varios laboratorios de microbiología en España informaron que las pruebas adquiridas por ese país al gigante asiático tienen una sensibilidad del 30% cuando deberían superar el 80%.

La marca Bioeasy fue la que proveyó al gobierno español de las pruebas chinas, que en definitiva fallaron y fueron desechadas debido a la probabilidad de muchos resultados “falsos negativos”. El Ministerio de Sanidad tuvo que mandar de vuelta a China 58 mil test.

“La compra de productos chinos para el combate al nuevo coronavirus se ha convertido en un dolor de cabeza para varios países de Europa”, reconoció BBC este miércoles.

También Turquía y República Checa recibieron decenas de miles de kits de diagnóstico rápido que desecharon por inservibles, mientras que Holanda tuvo que retirar rápidamente miles de mascarillas que distribuyó entre personal de sanidad porque no protegían contra el virus.

Prueba rápida de coronavirus china aplicada en Cuba

 

Hasta hora, se conoce que las que están aplicando en Cuba son de la marca también china Wondfo, que se venden entre 10 y 15 dólares la unidad en el catálogo del gigante chino de comercio electrónico Alibaba.

Maridelka Paneque, jefa del Departamento de Medios Diagnósticos del municipio Amancio (provincia oriental de Las Tunas) explicó que los test “se realizan por sangre capilar, venosa, en sangre o suero”.

En el municipio especial Isla de la Juventud, solo este miércoles aplicaron unas 800 de estas pruebas a “todos los viajeros que llegaron en la segunda quincena de marzo”, informó la televisión estatal.

Según un médico consultado por la televisión local todas las pruebas rápidas dieron negativas y el resto de los 3 mil kits de diagnósticos asignados a ese territorio “se reservará solo para personas ingresadas con afecciones respiratorias agudas”.

Los medios oficiales aseguran que personal sanitario va a las comunidades y allí aplican el test chino.

“Es bastante sencillo y rápido, en 15 minutos o 20 minutos tenemos el resultado, este test tiene una alta efectividad, de más de un 98%”, dijo la fuente.

El director nacional de Higiene y Epidemiología, Francisco Durán, aseguró en la conferencia que “quienes resulten positivos con el test se confirman luego con el PCR, una prueba de biología molecular” más fiable y definitoria.

En tanto, sobre el escándalo provocado en Europa por las malas pruebas rápidas y otros insumos, el gobierno de China asegura que investiga el origen de los productos, mientras que una de las firmas señaladas en el caso dice que sus clientes no han sabido usar el producto. A los cubanos por ahora les queda confiar en la empresa Wondfo.