"El pueblo cubano prefiere fajarse en una cola que defender sus derechos"
El rapero cubano Maykel Osorbo, uno de los rostros del Movimiento San Isidro, lamentó en redes sociales que el pueblo cubano se faje en las colas pero a la hora de defender frente al régimen sus derechos, se paralice.
El pueblo cubano prefiere fajarse en una cola
 

Reproduce este artículo

El rapero cubano Maykel Osorbo, uno de los rostros del Movimiento San Isidro, realizó un recorrido por su barrio en La Habana, tras el que lamentó que los cubanos sean capaces de enfrentarse entre sí en una cola, pero a la hora de defender sus derechos, se paralicen frente al régimen. 

"Hoy caminando por mi barriada me doy cuenta que mi pueblo prefiere fajarse en una cola que reclamar por sus derechos y así no hacer cola", escribió Osorbo en su cuenta de Facebook.

Junto a esas palabras compartió además un video en el que se ve una ríspida discusión entre sus coterráneos mientras hacen una cola inmensa.

Los gritos son apabullantes y ni siquiera se puede entender lo que se dice. Varias mujeres manotean, mientras al fondo el hombre que despacha se recoloca el nasobuco.

Para mantener el control y organización de las colas de personas, el Ministerio de Comercio e Interior de Cuba (Mincin) anunció nuevas disposiciones el pasado mes de agosto.

La medida -también con el objetivo de evitar las aglomeraciones y que se respeten las medidas de contención del nuevo coronavirus: el distanciamiento físico y el uso de las mascarillas de protección-, se anunció en medio de una escasez de alimentos básicos y otros productos que se ha agravado a partir de la crisis del coronavirus, y que ha generado colas en muchas ciudades del país.

En su cuenta oficial de Twitter, ese ministerio agregó además que continúa vigente el servicio a domicilio y de mensajería “para acercarle el producto en especial a aquellas personas vulnerables”.

A dos meses de esas medidas, tras el desconfinamiento del país, las calles vuelven a llenarse de colas en las que pescar y cazar lo que aparezca. El régimen de La Habana ha convertido a sus ciudadanos en recolectores, cazadores, pescadores, como los aborígenes de la isla.