El "ordenamiento" será la ruina de muchos negocios en Cuba
Sobre los pequeños negociantes cubanos ahora cae la fuerza de la inflación. Muchos decidieron no abrir en enero y otros probablemente no lo harán nunca más
Negocio de ropa en Cuba
 

Reproduce este artículo

La unificación monetaria causará la ruina de muchos negocios en Cuba, debido a que será imposible para los propietarios comprar lo necesario cuando se desate la escalada inflacionaria.

Pedro Acosta, que opera el paladar Doña Ceci en el Casino Deportivo, municipio del Cerro, en la Habana, comentó a Radio Televisión Martí que todavía desconocen cuánto les costará la materia prima que tienen que adquirir en los establecimientos estatales, y esto tiene muy nerviosos a los trabajadores privados.

“Como siempre el estado presionando a los particulares siendo el Capitán Araña: Yo puedo hacer lo que quiera y tú tienes que aceptar sus reglas de juego. Hay muchos negocios particulares que tendrán que cerrar definitivamente porque no les dará la cuenta. Yo dije que el proceso sería un caos, y ya el caos se armó desde el primer día”, apuntó el emprendedor.

Desde Santa Clara, Yoel Espinosa Medrano, quien tiene una cafetería, informa que muchos cuentapropistas no han abierto sus negocios desde el inicio de la Hora Cero, pues están a la espera de que el gobierno dictamine una resolución que sea justa con ese sector emergente.

“Aquí en Santa Clara la mayoría de los trabajadores privados que operan cafeterías y restaurantes han decidido no abrir desde inicio de enero, están a la espera que el gobierno determine un precio que no sea abusivo ni especulativo. Esto teniendo presente la real posibilidad que tenemos de perder nuestras licencias y ser multados.

“Si al final no logramos un acuerdo justo con las autoridades, tendremos que cerrar, porque la materia prima estará más cara que el precio de venta nuestro y eso dejará pérdidas”, dijo Yoel.

El usufructuario Daniel Alfaro, en San Antonio de los Baños, Artemisa, comenta que hay mucha presión en contra de los campesinos privados. El gobierno lo que único que hizo fue incrementar los precios y las tarifas en todos los niveles, pero están acabando con los campesinos”, destacó el agricultor.

Y desde la capital cubana, el sociólogo y asesor de trabajadores privados, Ángel Marcelo Rodríguez Pita, nos dice que los dueños de pequeños paladares, cafeterías y otras modalidades gastronómicas están ya en crisis total con el aumento decretado por las autoridades y las limitaciones, sumado a las amenazas de que no pueden cobrar precios excesivos.

“Los grandes restaurantes que se encuentran relacionados con los grupos empresariales como es el caso de GAESA y demás, esos son los emprendedores que van a sobrevivir, aquellos que están asociados con la cúpula militar, y no el emprendedor natural”, aseguró el experto.

“La persona que abrió un negocio desde cero, sin apoyo, y que se gestiona de manera autónoma, está pensando ya en cerrar sus operaciones, porque el estado aumentó los precios de la materia prima y los insumos, el equipamiento y hay que recordar que los emprendedores carecen de un mercado mayorista”, concluyó.