El infierno de una cubana en el transporte público: ¿hasta cuándo va a seguir la inconsciencia?

Una cubana denunció en las redes sociales lo que pasa en el transporte público de La Habana: personas fumando, sin mascarillas, mojadas, con música altísima
Denuncian sobre lo que pasa en el transporte público de La Habana. Fotos: Facebook/Laura García García
 

Reproduce este artículo

La usuaria identificada en Facebook como Laura García García, preguntó en su perfil personal: “¿hasta cuándo va a seguir la inconsciencia de las personas?” Tras una pésima experiencia en el transporte público de La Habana, la cubana denunció cómo las personas iban fumando, sin mascarillas, mojadas, con música alta y bailando en el medio del ómnibus, sin ningún respeto por el resto de los pasajeros.

García contó que “por motivos de índole personal tuve que salir de mi casa, y al regreso tuve que montarme junto a mi esposo en la guagua de la ruta A40. He pasado uno de los peores ratos de mi vida...”

“Me siento y una señora, ya de edad, que venía de la playa, tomada además (cosa que se dijo estaría prohibida en la playa, pues de allí venía ella y su grupo de acompañantes) y después de que exprimieron su ropa, literalmente, en el piso de la guagua, sacaron una de las famosas bocinas portátiles y pusieron la música más desagradable, además de alta; se subió encima del asiento y comenzó a bailar, mojando a todos a su alrededor con el agua que le chorreaba del cabello. No le bastó tal espectáculo y con la guagua completamente cerrada, ya que no paraba de llover, sacó un cigarro y comenzó a fumar”, narró en su publicación.

Según García su esposo le llamó la atención a esta persona, ya que ella es asmática y no tolera el humo del cigarro y “con el nasobuco (mascarilla) puesto es peor aguantar tal daño a mis pulmones”, y le respondió de un modo muy grosero.

“No pude tomarle fotos a esta señora pero sí a otros con la misma mala actitud de ella dentro de esta guagua; personas sin nasubuco, fumando, con las manos en la boca y hombres sin pullover, e incumpliendo las medidas orientadas para combatir esta terrible enfermedad que nos azota hoy”, agregó.

“¿Acaso no ven las personas lo inconscientes e indolentes que son? cuestionó Laura García.

 

A mediados de este mes, en un video también compartido en las redes sociales se observa a un grupo numeroso de personas bailando en medio de una guagua (ómnibus) a ritmo de reguetón. ¡Ninguno tiene puesto mascarilla y permanecen a centímetros de distancia!

Hombres y mujeres “perrean” en el transporte público, mientras un joven sostiene un bocina en la mano por donde comparten la música; algunos llevan toallas en los hombros y sin ninguna ropa en la parte de arriba del cuerpo. La guagua se ve llena de personas.

En tanto, la usuaria en FacebookTais Barreiro, que se da a conocer como gestora en Desoft, en la capital cubana, utilizó esta red social para denunciar que no se está respetando el distanciamiento social dentro de las guaguas en Cuba.

“El lema de este chofer hoy a las tres de la tarde con la guagua repleta en plena fase 1 en el recorrido del Coppelia a la Ceguera fue: ´apriétense que en las colas bien que se aprietan´”, escribió esta chica en su perfil de Facebook. Agregó que el chofer del ómnibus 5541 dijo antes de subir además que el cloro que quedaba era para él.

Al cierre del 25 de julio, en Cuba fueron reportados 17 nuevos casos de contagios de la COVID-19 para un total de 2 mil 495 pacientes diagnosticados con la enfermedad. Actualmente se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica 261 pacientes y a otras 328 personas se les da seguimiento en la atención primaria de salud, según los datos emitidos por el régimen.