El "infierno" de turistas rusos continúa: sube a 34 el número de casos reportados en Cuba

A los 11 de la semana pasada y los 15 reportados ayer, se suman otros ochos este 13 de noviembre. En total ya suman 34. Además, este viernes se agregan a la lista dos ciudadanos alemanes y un polaco
Pruebas PCR en aeropuerto cubano
 

Reproduce este artículo

Cuba sigue recibiendo turistas rusos infectados con la COVID-19, mientras el régimen persiste en presentarlos como “residentes” en el municipio Morón, de la provincia Ciego de Ávila, localidad donde se encuentra el laboratorio que procesa las pruebas de los visitantes extranjeros.

A los 11 de la semana pasada y los 15 reportados ayer, se suman otros ochos este 13 de noviembre. En total ya suman 34 y el número parece que seguirá creciendo, pues los turistas llegan en aluvión a disfrutar de unas vacaciones que postergó la pandemia.

Entre la semana pasada y la que transcurre medios oficiales informaron sobre la llegada de vacacionistas rusos al polo turístico de Cayo Coco, ubicado al sur de la central provincia. Se supone que estos casos pertenezcan a los vuelos que aterrizan procedentes de Rusia.

Junto a los rusos, este viernes el Ministerio de Salud Pública agrega dos ciudadanos alemanes con coronavirus en Matanzas, lo que hace pensar en el polo turístico de Varadero. Además, uno de los pacientes en estado crítico es polaco (62 años) aunque no se menciona el lugar de ingreso.

La aerolínea alemana Condor vuela con varias frecuencias semanales hacia el aeropuerto internacional de Varadero, el Juan Gualberto Gómez, lo que hace suponer que los ciudadanos alemanes hayan llegado al más famoso centro turístico de la isla en uno de esos viajes.

Los vuelos más recientes de Condor a Varadero fueron los días 6, 7 y 10 de noviembre, según la página de seguimientos Flightradar. Este 13 de noviembre está programado el aterrizaje de otro avión, a las 5:00 PM (hora de Cuba), aproximadamente.

Hay muchas dudas sobre la transparencia del castrismo con los datos que brinda sobre el coronavirus. Entre el secretismo propio del sistema, y el miedo a espantar a los turistas y sembrar alarma en la población, se sospecha que el régimen termina adulterando algunos datos de interés, como la procedencia real de los casos.

Mientras tanto, el aeropuerto internacional José Martí de La Habana reiniciará operaciones el 15 de noviembre, lo que aliviaría la situación económica del país al permitir la entrada de turistas por la principal vía de acceso a Cuba, pero impondrá una carga para el sistema sanitario de la isla.

En tal sentido, entre el 24 y 25 de octubre fueron 21 los casos de coronavirus importados que el Ministerio de Salud Pública (Minsap) ha reportado como procedentes de Venezuela. De acuerdo con la información oficial, todos son ciudadanos venezolanos residentes en Matanzas.

En claro culto a la falta de transparencia y al respeto por la información pública, ni el Minsap ni ninguno de los medios oficialistas han explicado con exactitud quiénes son esos venezolanos y cuándo llegaron contagiados a la mayor de las Antillas, que apenas va saliendo de un severo rebrote que obligó a fuertes medidas restrictivas en la capital cubana por cerca de un mes.

Tampoco se han dignado a despejar otras inquietudes lógicas que se derivan del episodio, como cuántos venezolanos residen en Matanzas y en toda Cuba, por qué, y qué se hace para mitigar el evento de transmisión autóctona que ya a todas luces están protagonizando.

En el parte de este 13 de noviembre, las autoridades sanitarias reportaron 54 casos nuevos y ningún fallecido, lo que eleva las cifras totales a 7541 desde que comenzara la pandemia en marzo de este año.