El arroz seguirá perdido: lluvias de ETA dañan cultivos de arroz en Sancti Spíritus

Las lluvias asociadas a la tormenta tropical ETA afectaron los cultivos de arroz en la provincia de Sancti Spíritus y 741 hectáreas están anegadas en agua. Si antes el cereal estaba perdido ahora lo estará más y los precios seguirán por las nubes
El arroz seguirá perdido: lluvias de ETA dañan cultivos de arroz en Sancti Spíritus
 

Reproduce este artículo

Las intensas lluvias asociadas a la tormenta tropical ETA afectaron los cultivos de arroz en la provincia de Sancti Spíritus y 741 hectáreas están anegadas en agua. Si antes el cereal estaba perdido ahora lo estará más y los precios seguirán por las nubes.

Un reportaje de Audiovisuales Escambray inspeccionó las tierras pertenecientes a la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jibaro donde se encuentran unas 7 mil 200 toneladas de arroz maduro.

El medio oficialista Escambray refirió que se estiman daños en más de mil 600 toneladas de arroz cáscara húmedo. Aunque también se afectaron los sembrados de yuca, calabaza y tomate. 

La cosecha de arroz se paralizó por el paso de ETA por esa provincia del centro de la Isla, a decir de Orlando Linares Morell, Director General de la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jibaro. El directivo dijo que en los campos existen cerca de 25 máquinas y los secaderos eran listos para reanudar las actividades. 

“Hay entre un cinco y 10 por ciento de áreas acamadas y los técnicos están evaluando cuál será la afectación. 

En estos próximos días la cosecha será difícil, hay mucha humedad, las maquinas se atacan, las condiciones de cosecha son difícil, pero debemos comenzar”, expresó el directivo.

Linares Morell informó al semanario estatal que de las 13 mil 700 hectáreas plantadas en primavera aún restan unas 5 mil 200 por cosechar, razón por la cual reinicia la cosecha “que puede experimentar una merma en el rendimiento agrícola como consecuencia del efecto de las intensas lluvias y pudiera quedar por debajo del rendimiento de 4.6 toneladas por hectárea que exhibía la campaña antes del paso de Eta.”

En septiembre pasado trascendió la noticia de que el régimen, siempre ávido de ideas que no ayuden al pueblo, invierte dinero en drones que “supuestamente” ayudan en el cultivo de este cereal, mientras que el cubano necesita arroz en el plato y no tiene.

Medios oficiales estiman que de aquí a 2030 el país produzca unas 600 mil toneladas de las 700 mil que cubren la canasta básica. Hoy esa realidad está distante y la única certeza es la ausencia del arroz y sus precios astronómicos.

Este año Cuba solo producirá unas 163 mil toneladas para la canasta básica y con la reducción de las importaciones y los puertos cerrados por la pandemia la situación es desfavorable para el cubano común.

El país cuenta con unas 69 variedades de semillas de arroz inscritas, de las cuales 12 están ahora en producción, pero los cubanos siguen rezando porque el cereal aparezca en los mercados a precios asequibles. En las redes circula un meme que pregunta: ¿A los cuantos días sin comer arroz un cubano pierde la nacionalidad?; la idiosincrasia del cubano le hace parodiar hasta de la escasez y la miseria, aunque ello no desaparezca la carestía. 

Actualmente una libra de arroz puede costar hasta 25 pesos cubanos en el mercado informal, el régimen emplea como pretexto la pandemia para justificar la ausencia de alimentos y productos básicos para el cubano. Sin embargo, el Doctor en Ciencias Económicas, Pedro Monreal sostiene que la escasez de arroz no tiene que ver con la crisis por la pandemia sino que el 2019” fue un año terrible para la cosecha arrocera, reduciéndose en 18 % la producción”.