EEUU comprará otras 200 millones de dosis contra la COVID-19
Esto aumenta el pedido total de vacunas para EEUU en un 50%, pasando de 400 a 600 millones, y se espera que estas dosis adicionales se entreguen este verano, señaló la Casa Blanca en un comunicado.
Vacuna-EEUU
 

Reproduce este artículo

Estados Unidos comprará 200 millones de dosis adicionales de las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer y Moderna para acelerar el proceso de inmunización en el país. De esta manera, tendrá suficiente para inocular a 300 millones de personas para el final del verano boreal, según informó este martes en rueda de prensa el presidente Joe Biden.

La mitad se adquirirá al laboratorio Pfizer y los otros 100 millones a Moderna, las dos empresas que han sido aprobadas por las autoridades sanitarias hasta el momento.

Esto aumenta el pedido total de vacunas para EEUU en un 50%, pasando de 400 a 600 millones, y se espera que estas dosis adicionales se entreguen este verano, señaló la Casa Blanca en un comunicado.

Durante la campaña, el presidente Biden se comprometió a vacunar a 100 millones de personas en sus primeros 100 días de mandato. Sin embargo, su equipo de trabajo está redoblando esfuerzos para aumentar el suministro semanal a los estados y territorios: ya se ha pasado de 8,6 millones de dosis por semana a 10 millones.

Las autoridades sanitarias que trabajan para el nuevo Gobierno de la Casa Blanca estiman en más del 70% las personas que deberán recibir la vacuna en Estados Unidos para lograr la tan ansiedad inmunidad colectiva.

Durante la conferencia de este martes, Biden aclaró que “llevará meses vacunar a la mayoría de la población”. Por eso, advirtió: “En los próximos meses las mascarillas, no las vacunas, serán la mejor defensa contra la COVID-19”.

Estados Unidos es el país del mundo más afectado por la pandemia con más de 25 millones de contagios y más de 424 000 muertos, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Este lunes, además, el Departamento de Salud de Minnesota ha registrado el primer caso de la nueva cepa brasileña del coronavirus en Estados Unidos.