Economista cubano critica construcción de hotel del consorcio militar GAESA en Paisaje Natural Protegido

“¿De qué manera 190 habitaciones/km2 serían compatibles con un Paisaje Natural Protegido?”, cuestiona el economista Pedro Monreal sobre la construcción del primer hotel que funcionará en la península de Ramón de Antilla, a la entrada de la Gran Bahía de Nipe, en Holguín
 FOTO: JUAN PABLO CARRERAS /ACN
 

Reproduce este artículo

El primer hotel que funcionará en la península de Ramón de Antilla, a la entrada de la Bahía de Nipe, en la provincia de Holguín, está a punto de concluirse según un reporte de la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Según la nota emitida en la prensa castrista, el Grupo de Turismo Gaviota, rector del proyecto, publicó en la página de Facebook de la entidad “que con la nueva instalación hotelera se abrirá otro atractivo turístico en el país e incluso muestra imágenes de espacios como las piscinas, restaurantes y lobby para su alojamiento” en el oriental territorio.

De acuerdo con estadísticas del sector del turismo, Holguín es considerado el cuarto destino turístico de Cuba. El Grupo de Administración Empresarial, SA (Gaesa), consorcio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) que controla la economía cubana, con ramificaciones que van desde el sector hotelero hasta tiendas con ventas en divisa, pasando por las aduanas y los puertos, entre otras muchas; calculó la potencialidad de que Gaviota -uno de sus principales grupos- construyera en la península Ramón de Antilla, “más de 19 000 habitaciones”, aprovechando “su cercanía de balnearios, entre ellos los de Guardalavaca y Cayo Saetía”; para incrementar “el desarrollo de recorridos, excursiones y circuitos”.

Por su parte, el reconocido académico cubano Pedro Monreal, Doctor en Economía por la Universidad de La Habana, en un reciente hilo en Twitter, refirió: “'Potencial' de 19 mil habitaciones en estrecha península de 100 km2. En caso de materializarse ese 'potencial', ¿de qué manera 190 habitaciones/km2 serían compatibles con un Paisaje Natural Protegido?”

En otro tuit, el experto agregó: “Paisaje Natural Protegido. 'Área... en estado natural o seminatural, manejada principalmente con fines de protección y mantenimiento de condiciones naturales, servicios medioambientales y desarrollo del turismo sostenible'”. 

 

La península Ramón de Antilla, localizada a unos 100 kilómetros de la ciudad cabecera de Holguín, es considerada como un Paisaje Natural Protegido, y “conocida como uno de los parajes paradisíacos de la nación, con excelentes playas de arenas blancas, aguas color turquesa y un escenario natural envidiable”, según reconoce la propia prensa del régimen.

La estrecha franja costera que ocupa la Península, separa las bahías de Nipe y la de Banes, y es una región perteneciente a Antilla, el municipio holguinero más pequeño, con una extensión superficial de 100.81 km2.

Gaesa, el conglomerado del ejército expandido por varios sectores de la economía cubana, enriquece las arcas del Estado y la cúpula militar, a costa de cualquier cosa, así sea dañar el patrimonio natural de la isla, como advierte Monreal.  

Anteriormente el economista cubano, también publicó los datos de inversión del régimen en 2019 indicados por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI); y realizó algunos análisis sobre la desbalanceada estructura de inversiones que se observa en las cifras publicadas.

En un hilo de Twitter, Monreal, refirió: “El 37,3% se concentra en “servicios empresariales y actividad inmobiliaria”. Llaman la atención las reducciones de inversión en agricultura, salud pública y ciencia e innovación

Las inversiones también tuvieron un “elevado desbalance territorial. Correspondieron a La Habana casi 6 de cada 10 pesos invertidos en el país. Entre La Habana y Artemisa concentraron el 69,5% de la inversión total de Cuba en 2019”, acotó Monreal, quien ha ejercido la docencia e investigación durante treinta cinco años, sobre temas relacionados con la economía, la sociedad y la política cubana.

Las vulnerabilidades de la estructura económica de Cuba, agravadas por la reciente crisis asociada a la pandemia imponen una revisión urgente de las inversiones. Un país con un importante déficit de alimentos no puede permitirse dedicarle 5% de la inversión a la agricultura”, opinó el experto.

Entre los indicadores publicados por la ONEI, resalta como en los gastos asociados al sector de Salud Pública y Asistencia Social en 2018 el régimen invirtió 146,7 millones de pesos y el 2019, unos 96,9. Por su parte, para los hoteles y restaurantes ofreció unos 149,3 en 2018 y 178,5 en 2019.

Entre los principales cambios del presidente estadounidense Donald Trump sobre la política con Cuba se incluye la prohibición para que empresas de EE.UU. hagan negocios con compañías cubanas propiedad o controladas por las FAR.

Trump restringió “el flujo de dólares estadounidenses a los servicios militares, de seguridad y de inteligencia" de la isla, y dará "pasos concretos para asegurarse de que las inversiones" de empresas estadounidenses "fluyen directamente al pueblo", sesgún se precisa en un reporte de BBC.