“Duele ver personas hacer cola bajo lluvia”: en Santiago de Cuba desafían la tormenta por paquete de pollo

El alimento es tan escaso en la isla, que si hay un rumor de que algo de comer venderán en las tiendas estales, allá van los ciudadanos a pesar de todo obstáculo, incluso la lluvia. Así sucedió en Santiago de Cuba, donde se vieron colas de personas bajo grandes aguaceros que dejó los remanentes de la tormenta tropical Laura
Cubanos haciendo cola bajo un aguacero en Santiago de Cuba. Foto: El Chago
 

Reproduce este artículo

El alimento es tan escaso en la isla, que si hay un rumor de que algo de comer venderán en las tiendas estales, allá van los ciudadanos a pesar de todo obstáculo, incluso la lluvia. Así sucedió en Santiago de Cuba, donde se vieron colas de personas bajo grandes aguaceros que dejó los remanentes de la tormenta tropical Laura.

Cuando atravesaba el occidente cubano rumbo al Golfo de México, en la ciudad del oriente la gente tenía preocupaciones más inmediatas: comprar pollo. Adquirir lo que sea, más bien, a pesar del peligro del coronavirus siempre acechante, hasta que no se demuestre lo contrario, y de que un aguacero como los que cayeron todavía durante este martes podría ocasionar una neumonía a cualquiera.

Nada más se supo que sacarían postas del ave de corral, que ante la escasez de otras carnes se está convirtiendo en la reina de la mesa, en una tienda de Santiago de Cuba se armó la apretada fila.

“Duele ver personas hacer cola bajo lluvia por ser una de las pocas maneras de llevar a casa un paquete con pollos”, publicó en Facebook la página El Chago, sitio donde se publican contenidos sobre la ciudad de Santiago de Cuba.

La usuaria identificada como Jgarcia Anmargie comentó que algo similar sucedía con otros productos: “Y eso que no ponen las colas de pan, da pena”.

Lamentablemente, ni siquiera aguantar bajo el aguacero garantizó el alimento. Aisha Reyes expresó que “un vecino estuvo allí y después de 2 horas y media, se acabó y no alcanzó” pollo.

Otros opinaron que a los cubanos que se ve en la imagen publicada, arrimados y muchos sin paraguas, a la vera de un establecimiento de la cadena de tiendas estatales Panamericana “4ta y Garzón”, “si no los mata el hambre, los va a matar la neumonía”. Un usuario, comentó que “es tan triste ver cómo un pueblo que entregó tantos hijos para construir esa revolución esto sea lo que estén recibiendo sus nietos e hijos”.

Ronaldo Carpio Amorós lamentó: “pueblo mío que está en la agonía tendido como un viejo que se muere, qué será de tu vida…”

Gret Li La cuestionó al pie del post que “lo que más duele es como día tras día, se toman decisiones que en vez de mejorar lo que empeoran la situación. Cómo se supone que la economía y las cosas funcionen cuando la gente en vez de estar trabajando tiene que fugarse y pasarse el día haciendo colas a ver que resuelven. Y ahorita las colas serán más pequeñas porque al paso que vamos, que lo poco que aparece es en dólares, serán menos los [que] podrán comprar. Y me pregunto: ¿esta es la revolución con todos y para el bien de todos?

Recomendaciones

 

Relacionados