Dos niños cubanos padecieron síndrome inflamatorio asociado al COVID-19

Dos niños cubanos, de los 274 que han sido afectados por la COVID-19 en la isla, padecieron el síndrome inflamatorio multisistémico que se considera probablemente asociado a la enfermedad pandémica
Doctora Lissette López González
 

Reproduce este artículo

Desde el inicio de la epidemia de COVID-19 en Cuba dos niños padecieron el llamado síndrome inflamatorio multisistémico, sobre el cual alertó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en abril, luego de que se registraran casos en China, Europa y Estados Unidos.

En una reunión del gobierno cubano para analizar el impacto de la ciencia en el enfrentamiento a la enfermedad pandémica en la isla, que ya va por más de 120 días, la doctora Lissette López González, jefa del Grupo Nacional de Pediatría, precisó que ambos infantes se encuentran recuperados en sus hogares bajo estricto seguimiento para evitar posibles secuelas.

Cuba montó un sistema de vigilancia ante la posible ocurrencia de dicho síndrome en pacientes pediátricos con el virus, capaz de provocar que diferentes partes del cuerpo se inflamen, incluido el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos y los órganos gastrointestinales.

El síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MISC-C) asociado al COVID-19 es definido como una afección clínica en la cual se produce la inflamación de gran parte de los vasos sanguíneos del organismo. “Sus síntomas incluyen fiebre por más de cinco días, ojos enrojecidos, lengua color frambuesa, labios inflamados y rojos, descamación de palmas y plantas y ganglio cervical”, detalla la web de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Si se diagnostica a tiempo y se trata de manera adecuada, tiene buen pronóstico. Debe controlarse a fin de evitar la afectación de las arterias coronarias, que son las que llevan la sangre al corazón.

De acuerdo con los datos brindados por López González en la referida reunión, suman 274 los niños y adolescentes que han adquirido la enfermedad causada por la cepa de coronavirus SARS-CoV-2 en Cuba, ninguno de los cuales ha fallecido. 

En la población pediátrica de la isla la incidencia de la enfermedad aumenta con la edad y la mayoría de los pacientes son del sexo masculino y de piel blanca. El 74 por ciento de ellos resultaron asintomáticos al momento del ingreso, precisó el reporte de la Televisión Cubana sobre el encuentro.

Respecto a los pacientes del síndrome, vinculado a la enfermedad de Kawasaki por las similitudes de sus síntomas y cuadros clínicos, el reporte deja ver que uno de ellos es un bebé de 16 meses y sexo masculino, que arribó a Cuba el 26 de febrero procedente de Suiza.

Fue contacto de un vecino infectado por coronavirus y su ingreso se produjo el 6 de junio, con fiebre elevada. Afortunadamente, al igual que el otro niño, se recuperó y ya está en su casa.