Donan nuevamente dinero a las cuentas del régimen cubano: más de 11 mil pesos
Trabajadores del sistema del Banco Popular de Ahorro (BPA) en Sancti Spíritus aportaron “más de 11 mil pesos a la Cuenta Solidaria” abierta por el régimen de la isla, “para contrarrestar los efectos de la COVID-19”, según informó un medio estatal

Un grupo de trabajadores del sistema del Banco Popular de Ahorro (BPA) en Sancti Spíritus aportaron “más de 11 mil pesos a la Cuenta Solidaria” abierta por el régimen de la isla, “para contrarrestar los efectos de la COVID-19”, según informó el medio estatal Trabajadores.

Ana Consuelo Castro Montero, especialista en Comunicación Institucional y Marketing del BPA en la provincia de la región central del país, comentó al periódico oficialista: “el país no ha escatimado recursos ante esta situación (…) ¿Qué más podemos hacer que aportar ese granito de arena por nuestra nación?”.  

El discurso de los funcionarios del régimen parece más bien estimular a que residentes de fuera y dentro de la isla se sumen a la nueva estrategia del gobierno cubano, para intentar llenar sus arcas en medio de la profunda crisis que sufre el país.

“Muchas personas manifestaron el interés de realizar donativos, y por eso se creó la cuenta para recibir cualquier contribución sin importar la cuantía”, refirió Castro Montero, reproduciendo textual lo mismo que han publicado todos los medios estatales sobre esta campaña de recaudación de fondos.

A finales de mayo ADN Cuba reportó que Pablo Martínez Relova donó 10 mil pesos CUP de sus ingresos a la Asamblea Municipal de Guane, en Pinar del Río, a través de las cuentas habilitadas por el régimen para cubrir la producción de alimentos en la isla ante la crisis por la pandemia del coronavirus.

En el Facebook del organismo estatal se precisó que Martínez “fue el primer habitante de esa comunidad en hacer su contribución” a través de las cuentas denominadas "Donaciones COVID 19".

En Cuba, país pobre y sumido en la escasez, el régimen dice que creó las cuentas porque sabía de los deseos de “algunas buenas personas por donar, por contribuir”. Martínez Relova, cumplió con los deseos del gobierno de Miguel Díaz-Canel, en un gesto que se espera que ciertamente contribuya a la alimentación de lo más vulnerables de la isla.

Autoridades del régimen anunciaron este mes que se abrirían cuentas bancarias en las provincias para recibir donativos en efectivo. El Ministro de Economía, Alejandro Gil, explicó que el dinero podría ser enviado en pesos cubanos o en CUC (moneda que en Cuba es equivalente al dólar), por parte “de las personas naturales que lo deseen hacer ante la situación creada en el país por la pandemia”.

Las “Donaciones COVID-19” ya se han habilitando en diferentes provincias  y operarán como cuentas corrientes. Los montos a donar no están limitados. También pueden usarse los canales digitales de pago Telebanca, Transfermóvil, con transferencias desde tarjetas magnéticas de pago salarial o cuentas de ahorro, como una transferencia bancaria normal, también sin límite en el monto a otorgar.

Ante las críticas que generó la información dada por el ministro Gil, entre cubanos de dentro y fuera de la isla, en un texto publicado en la página de la Presidencia de Cuba, se negó que el régimen haya siquiera sugerido que las personas envíen dinero al Estado, y que las cuentas fueron abiertas porque estaban recibiendo peticiones de donantes voluntarios.

Lo cierto es que el gobierno está desesperado porque su desastrosa gestión de los recursos del país ha sido llevada al límite por la contingencia pandémica, y bien sabe lo que esta crisis puede provocar en los hastiados ciudadanos de la isla.