Disponen pago con divisas para comer en salas de última espera de aeropuertos cubanos

La empresa Cuba Catering dispuso el pago con divisas en efectivo o mediante tarjetas para los servicios gastronómicos de las salas de última espera de los aeropuertos cubanos
Establecimiento en sala de última espera. Foto. Cuba Catering
 

Reproduce este artículo

La empresa estatal cubana Cuba Catering dispuso el pago con divisas extranjeras en efectivo o mediante medios electrónicos para los servicios gastronómicos de las salas de última espera de los aeropuertos cubanos.

En un post en sus perfiles de redes sociales, la entidad detalló que la medida era efectiva a partir del 27 de enero del 2022 y aplicaba para los establecimientos ubicados en las SUE (salas de última espera) de los Aeropuertos Internacionales, las que se encuentran tras el control migratorio y el chequeo de aduanas en el área de salidas.

Cuba Catering advirtió que las únicas monedas que se aceptarán en efectivo serán el euro y el dólar canadiense, mientras que para las ventas electrónicas “se utilizarán las tarjetas magnéticas internacionales o nacionales en MLC que sean aceptadas por el Banco Central de Cuba”.

La empresa aclaró que sigue ofertando “una gama de servicios gastronómicos” en las salas intermedias y exteriores de los aeropuertos en pesos cubanos, pero ello no satisfizo las inquietudes ni evitó el rechazo de decenas de cubanos que reaccionaron con molestia al anuncio.

“Los cubanos que viajen usando sus propios Aeropuertos no podrán usar su propia moneda nacional para pagar en su mayoría productos nacionales ... qué manera de maltratar a nuestra propia gente...”, escribió a modo de queja en Facebook el usuario identificado como Orlando de La Paz.

“Increíble, se entiende que el país debe recaudar divisa, pero cómo en el aeropuerto internacional de mi país no van a cobrar en moneda nacional. Totalmente en desacuerdo”, agregó otro, identificado como Yoel Fuentes.

En sentido general, varios internautas consideraron la medida como una “falta de respeto” con los cubanos y una muestra de la depreciación de la moneda nacional, así como otra prueba del camino a la dolarización y la discriminación económica emprendido por el régimen.

Paulatinamente, cada vez más bienes y servicios son comercializados en Cuba sólo mediante el pago de divisas extranjeras o moneda libremente convertible (MLC), como la suele referir el oficialismo.

En 2021dio inicio el proceso de ordenamiento en Cuba para buscar la unificación monetaria y cambiaria, con el cual desapareció el peso cubano convertible, equiparable al dólar y, durante años, única moneda válida para comprar en la red de tiendas minoristas más surtida y con bienes de relativa calidad. 

Como respuesta a la agudización de la crisis, el régimen ha incrementado la comercialización de bienes y servicios en divisas, un paso que que ha ignorado los objetivos iniciales del proceso y confirmado la pluralidad monetaria.