Díaz-Canel reconoce "malas prácticas" en gestión de la pandemia

Díaz-Canel dijo sobre los 17 pacientes graves por coronavirus reportados actualmente, que "se perdió tiempo entre la detección y el ingreso"
Régimen cubano reconoce "malas prácticas" en gestión de la pandemia
 

Reproduce este artículo

Durante la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del régimen cubano, el gobernante, Miguel Díaz-Canel, reconoció "malas prácticas" en la gestión de la pandemia de COVID-19.

Según publicó el diario oficialista Granma, Díaz-Canel dijo sobre los 17 pacientes graves por coronavirus que se reportan actualmente, que "se perdió tiempo entre la detección y el ingreso".

"Cuando nos vayamos entrenando en un análisis riguroso, y cada caso nos vaya dando elementos de actuación, vamos a sistematizar un grupo de acciones que nos van a ir llevando a eliminar o atenuar esas que podían ser consideradas malas prácticas en la atención a la pandemia", añadió.

Asimismo, el gobernante cubano dijo a los sanitarios que debe ser más rápida la aplicación de las pruebas PCR y la obtención de sus resultados.

Sobre las enormes filas que se hace en el país para comprar productos de primera necesidad, el mandatario del régimen expresó que hay que "diseñar nuevas maneras para acercar los abastecimientos principales a las comunidades y evitar que las personas se tengan que mover masivamente hacia los comercios".

El número de muertes diarias por coronavirus se ha disparado en Cuba en los dos últimos días. Este 3 de septiembre, fallecieron dos personas; la víspera, otras tres. De este modo la cifra de decesos se eleva hasta 100 desde que se reportara el primer caso de la COVID-19 en la isla hace más de cinco meses.

Uno de los fallecidos es un paciente de 85 años de edad que residía en el municipio San Cristóbal, provincia Artemisa, con varios antecedentes de comorbilidad; murió de un paro cardíaco. La otra persona es una señora de 87 años, del municipio Cotorro, provincia La Habana, que llegó el primero de septiembre al hospital y empeoró bruscamente; murió de un paro respiratorio. 

Este jueves e diagnosticaron 88 casos nuevos, para un total de 4214. La Habana es la provincia con mayor número de enfermos, con 69 del total de diagnósticos reportados. Por esta razón, el primero de septiembre la ciudad entró en estado de sitio para reducir drásticamente la propagación del virus, una decisión que tomó el régimen la semana pasada.

Hay más de 1346 personas ingresadas en los hospitales bajo vigilancia y, de ellas, 638 se mantienen ingresadas con la enfermedad. Se reportan cuatro pacientes en estado crítico y 17 en estado grave.

En el último mes, las provincias más afectadas con esta segunda ola del virus han sido La Habana, Artemisa, Villa Clara y Pinar del Río, por lo que en determinados barrios y zonas existen cuarentenas obligatorias.

Recomendaciones

 

Relacionados