Díaz-Canel celebra amistad entre las dictaduras de Cuba y Corea del Norte
Ambas dictaduras, con pésima reputación entre las naciones democráticas, están acostumbradas, como consuelo, a piropearse entre ellas
Díaz-Canel celebra amistad entre las dictaduras de Cuba y Corea del Norte
 

Reproduce este artículo

El presidente Miguel Díaz-Canel celebró los “sesenta años de relación soberana y digna” entre Cuba y Corea. Ambas dictaduras, con pésima reputación entre las naciones democráticas, están acostumbradas, como consuelo, a piropearse entre ellas.

En un tuit, el mandatario cubano refirió: “Pueblos amigos hermanados por una causa común. Guardo gratos recuerdos del cariño del pueblo coreano hacia Cuba en las visitas realizadas a ese bello país”. Y como entre dictadores se aplauden, Díaz-Canel se refiere a aquel encuentro donde Kim Jong-un le aseguró que expandirían y fortalecerían las “relaciones estratégicas”.

El seguidor de las “premisas” castristas, compartió en su cuenta en Twitter, un texto publicado por el diario oficialista Granma, vocero del Partido Comunista de Cuba, titulado “Sesenta años de una relación soberana y digna”, donde se ensalza “el transcurso de estas seis décadas que celebramos hoy, mucha amistad se ha cimentado entre ambos pueblos, partidos y gobiernos”.

 

Granma, inicia la nota con una cita del dictador Fidel Castro celebrando “¡la Corea del socialismo!”: “Hemos podido asomarnos a la Corea de los trabajadores liberados, del pueblo soberano y digno, de los científicos creadores, de los niños felices…”, referida durante su visita a la República Popular Democrática de Corea en 1986 donde intercambió conversaciones “amistosas” con el líder, Kim Il Sung.

La Habana y Pyongyang tienen relaciones cercanas desde el establecimiento de contactos diplomáticos en 1960. Recientemente, el nuevo presidente designado por Raúl Castro ha intensificado los esfuerzos para fortalecer el abrazo con la dictadura norcoreana.

Como parte de una agenda integrada a las “relaciones diplomáticas y de colaboración”, entre amos estados, en 2018 Miguel Díaz-Canel, fue recibido en Pyongyang por Kim Jong-un, presidente del tenebroso Partido del Trabajo de Corea. El periódico estatal, lo describe como “un evento histórico que demuestra de forma poderosa la invencible amistad entre ambos países, y la camaradería de dos pueblos que avanzan hombro con hombro en su lucha conjunta contra la política de agresión de los imperialistas, y que pelean por la paz y por la victoria de la causa socialista”.

Durante aquella visita, Díaz-Canel visitó la capital del reino de los Kim durante tres días. Luego, en mayo del 2019, una delegación norcoreana, encabezada por el vicepresidente del Partido de los Trabajadores, Ri Su-yong, visitó la nación del Caribe.

La pleitesía de Canel ha sido agradecida por el excéntrico rey de la sombría Corea del Norte, quien envió el pasado 20 de abril un mensaje de felicitación en su 60 cumpleaños al presidente nominal de Cuba, que tiene menos habilidad retórica y peores ideas económicas que Fidel Castro, o Raúl Castro, que ya es mucho decir.