Desmantelan red dedicada a extracción ilegal de oro en Ciego de Ávila

La red involucraba a unos 300 cubanos de cuatro provincias, que vendían las piedras extraídas a mil pesos en moneda nacional cada una
Desmantelan red de extracción ilegal de oro. Foto: Facebook/CITMA Avileño
 

Reproduce este artículo

Efectivos de los Ministerios del Interior (Minint), de Agricultura y de Energía y Minas, así como de la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental en la provincia de Ciego de Ávila (centro), desmantelaron recientemente una red dedicada a la extracción ilegal y el robo de oro en el territorio.

El grupo estaba integrado por unos 300 cubanos residentes en el municipio Baraguá de Ciego de Ávila y en las provincias de Camagüey, Las Tunas y Holguín, detalló el Cuerpo de Guardabosques, adscrito al Minint, en una nota informativa.

La actividad de extracción ilegal, agrega el documento, se producía en un terreno perteneciente a la Unidad Empresarial de Base Agroforestal de Baraguá, donde fueron detectadas y destruidas casas de campaña rústicas, en las que pernoctaban cerca de 100 personas, y se observaron excavaciones profundas.

Ciudadanos detenidos en plena comisión del delito refirieron a las autoridades que trasladaban las piedras que extraían a Camagüey, donde las comercializaban a mil pesos en moneda nacional, considerando que el gramo de oro tiene un valor de 2.500.

“Como resultado de las acciones de enfrentamiento se radicaron cuatro denuncias por el delito de Tráfico Ilegal de Minerales y otra por Uso Indebido de Recursos Naturales, además de la realización de advertencias oficiales a 34 ciudadanos vinculados a la extracción ilegal”, precisa la nota, citada por la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN).

El Cuerpo de Guardabosques especificó en su comunicación que fueron aplicadas también 90 multas por violaciones a decretos leyes y medidas profilácticas a 70 personas de Las Tunas y Camagüey.

Se ocuparon, además, 50 sacos con 47,4 kilogramos de piedra mineral, dos bicicletas, un vehículo de tracción animal con caballo incluido y herramientas empleadas para la excavación y detección de metales.

La ACN refirió que el comercio ilícito de especies protegidas de la vida silvestre y otros recursos naturales, considerado uno de los negocios más lucrativo del mundo, es un problema internacional al que Cuba no escapa.

El 7 de diciembre el régimen cubano informó de la confirmación de un depósito de unas ocho toneladas de oro en Loma Jacinto, Camagüey, que se erige como la segunda mayor concentración aurífera del país.

Del total de toneladas, 7,6 están listas para ser sometidas a un proceso de estudio de factibilidad técnico-económico, aunque las detecciones preliminares indican que del yacimiento podría obtenerse un doré (mezcla impura y sin refinar de oro metálico) con pocas impurezas, que a su vez podría representar unos 200 millones de dólares.

Como en muchos países, la minería en Cuba sólo puede ejercerse de manera legal tras la obtención de una concesión por parte del Estado. Sin embargo, varios cubanos se dedican a la búsqueda y extracción irregular de diferentes minerales, principalmente oro, para obtener dividendos que les permitan afrontar la vida en el país.

Las autoridades y sus medios comunicativos han alertado en reiteradas ocasiones de los peligros que esta actividad irregular reviste para la salud y de las implicaciones administrativas y legales de su comisión. Aun así, varios acuden a la minería ilegal porque puede reportar mejores beneficios económicos que muchas fuentes de empleo formal en la isla.