Denuncian “farsa” preparada por el régimen en visita de Díaz-Canel a Santa Clara

Cubanos denuncian que el régimen presidido por Miguel Díaz-Canel montó una “farsa” y trasladó personas en ómnibus, para apoyar con “público” el recorrido oficial del mandatario
Díaz-Canel en recorrido por Villa Clara. Foto: Presidencia Cuba
 

Reproduce este artículo

Cubanos denuncian que el régimen presidido por Miguel Díaz-Canel montó una “farsa” y trasladó personas en ómnibus, para apoyar con “público” el recorrido oficial del mandatario por zonas de la ciudad de Santa Clara.

La Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) recibió reportes de activistas en la capital de la provincia Villa Clara, “sobre las estrategias que está usando la dictadura, durante una serie de visitas de Miguel Díaz-Canel a provincia, para simular apoyo de los residentes de los barrios que salieron a protestar el 11 de julio del 2021”.

Yanisbel Valido Pérez, presidenta del Comando Cívico Leoncio Vidal, aseguró que el jueves 2 de diciembre “llevaron una guagua cargada de personas, ya que no dejaban pasar a casi nadie de la zona del reparto América Latina para donde estaba Díaz-Canel”.

Añadió que el supuesto respaldo popular al mandatario castrista “fue una farsa montada para mostrar en televisión que ellos tienen el apoyo del pueblo”.

El activista Félix Pérez Salazar agregó que “todos sabemos que eso es mentira, que son personas que ellos traen de otros lados que nadie sabe quiénes son”.

Una semana antes de la visita de Díaz-Canel, las autoridades locales comenzaron a arreglar el parque del reparto América Latina, localizado en la calle Estrada Palma. Los activistas refieren que pintaron y repararon bancos, sembraron plantas y escribieron el lema oficial “Patria o Muerte” sobre los muros de una escuela.

“Todo esto con la intención de mostrar en televisión que ellos están arreglando las zonas y los barrios más humildes de la ciudad de Santa Clara. Lo que es una farsa” reafirmó Valido Pérez, quien vive en Santa Clara.

Por su parte, Pérez Salazar comunicó a la ARC que durante la visita presidencial “los residentes del barrio fueron reprimidos”. Explica que a dos ciudadanos los arrestaron por cuestionar las intenciones del arreglo del parque.

La presidenta del Comando Cívico Leoncio Vidal afirma que los guardaespaldas de Díaz-Canel no dejaron que un anciano se acercara para decirle al mandatario que estaba pasando hambre.

Según los activistas no fue casualidad que el gobierno eligiera ese reparto para escenificar la visita de Díaz-Canel. Allí “hubo una de las fuerzas más grandes del pueblo pidiendo Patria y Vida”, dijo Pérez Salazar, por lo que la dictadura intenta usar la propaganda para “apagar esa lucha que hacemos nosotros pacíficamente”.

“Todo es una farsa. A nosotros nos dijeron que no podíamos repartir nada en el Condado porque no podía haber cola cuando pasara la comitiva de Canel”, dijo a ADN Cuba una persona que distribuye mercancías en la ciudad, empleada de una empresa estatal.

Según esta fuente, que pidió anonimato por temor a represalias, las autoridades “asfaltaron las calles cercanas e inauguraron un parque en frente de la Unidad de Policía de la calle Estrada Palma”.

El 3 de diciembre, el rapero contestatario Omar Mena denunció que agentes de la policía política fueron ubicados en las fotos oficiales apoyando al presidente y primer secretario del Partido Comunista.

Esta señora de pueblo que está saludando a Díaz-Canel, es la oficial de la Seguridad del Estado que me atendía a mí por Cultura, la intención no es exponerla a ella, la intención es exponer la circunstancia. ¿Qué pueblo de qué?”, afirmó Mena en un post de Facebook.

Dejen los montajes de ficción esos y la mentira. El pueblo anda berreao, o contextualizando más, haciendo una cola para algo. Lo menos que tienen es tiempo y gana pa ir a alabar a quien lo tiene sumido en la necesidad, ahí van los que tienen el módulo garantizado”, añadió el artista.

“Yo también vi caritas conocidas ahí”, comentó en apoyo a la denuncia del rapero la emprendedora y activista Saily González Velázquez, perseguida y amenazada por convocar en Santa Clara a la Marcha Cívica por el Cambio del pasado 15 de noviembre.