Denuncian sospechas de COVID-19 en prisión 1580 de La Habana
Un recluso de la prisión 1580 en La Habana denunció que hay un guardia ingresado por sospechas de coronavirus y tienen el destacamento 1 y 2 aislado
 

Reproduce este artículo

Las denuncias por sospechas de COVID-19 en las prisiones cubanas aumentan por estos días, donde hay un significativo aumento de casos sobre todo en La Habana.

Este martes, Lucinda González, opositora y esposa del prisionero político Silverio Portal, recibió una llamada de un privado de libertad desde la prisión 1580 en San Miguel del Padrón, quien le comentó hay un guardia ingresado por sospechas de coronavirus y tienen el destacamento 1 y 2 aislado.

"Ellos dicen que el guardia lo que tiene es catarro y es mentira porque tienen aislados los destacamentos. Para que no digan más que en las pensiones no hay síntomas de coronavirus. Esto está caliente aquí; ni los educadores pueden acercarse a los presos. Es un capitán del municipio Habana del Este", expresó en la llamada el recluso.

Por otro lado, Guadalupe Suárez, la madre del opositor Omar Pedroso, también detenido en la 1580, compañía #12, expresó que su hijo tiene un solo riñón y cuando pide que lo lleven al médico no lo hacen.

"El reeducador le dijo a mi hijo que tenía que pagar dinero para que le dieran la libertad condicional. La 1580 es la prisión mas mala del país", agregó esta madre que se comunica con varios presos.

Suárez denunció que allí la comida está podrida y maltratan a los presos como si fueran animales.

"En la 1580 ya está la COVID-19 y se pueden enfermar una pila de presos. ¿Qué van a hacer respecto a eso? Yo como madre quiero saber y como el mío hay muchos enfermos", agregó.

Hasta la fecha, las autoridades del régimen aseguran que la epidemia no ha llegado a las cárceles de la isla.

El pasado 25 de julio, el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), aseguró que ningún recluso cubano se ha contagiado con la COVID-19. Asimismo, ningún trabajador de los centros carcelarios ha dado positivo al nuevo coronavirus, indicó

Sin embargo, desde que comenzó la pandemia han trascendido denuncias sobre reclusos y personal con síntomas.

En abril, la Comisión Internacional Justicia Cuba señaló que habían privados de libertad con fiebre, luego de conversaciones con familiares de estos.

Particularmente denunciaron casos en la prisión “La Pendiente,” de la ciudad de Santa Clara y los familiares de los presos temen por su estado de salud.

"Si a eso se le suma el estado de hacinamiento en el que conviven los pesos, eso hace mucho más delicada y riesgosa la situación. Asimismo denunciaron el particular ensañamiento que la guardia carcelaria tiene contra los presos políticos dentro de dicha prisión", agregaba el comunicado.