Ningún caso de COVID-19 en cárceles cubanas, según el doctor Durán
“No hemos tenido casos confirmados de COVID-19 en prisiones, ni entre los que están en prisión ni entre los trabajadores y mucho menos eventos de transmisión”, aseguró el funcionario del MINSAP.
Prisión Combinado del Este
 

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba, aseguró este sábado que ningún recluso cubano se ha contagiado con la COVID-19. Asimismo, ningún trabajador de los centros carcelarios ha dado positivo al nuevo coronavirus, indicó.

“En las prisiones se mantiene un sistema de vigilancia. Hubo un periodo de tiempo bastante grande en el cual hubo restricciones de visitas de movimientos”, explicó el funcionario. “No hemos tenido casos confirmados de COVID-19 en prisiones, ni entre los que están en prisión ni entre los trabajadores y mucho menos eventos de transmisión”.

Según Durán García, “hay un sistema de vigilancia mediante pruebas a las personas que van de visita (a las cárceles), a las que van a pabellones y a los (nuevos reclusos) que, lamentablemente, entran a prisión”.

“Es un sistema en el que se trabaja muy estrechamente con los servicios médicos del MININT y con la Dirección de Prisiones del Ministerio del Interior que, hasta este momento, (…) nos ha permitido que no tengamos dificultades con transmisión en prisiones”, recalcó.

Este sábado, el propio Durán García confirmó otros nueve casos de coronavirus en Cuba, lo que eleva a 2478 el número total de pacientes diagnosticados con la COVID-19 en la Isla desde la detección de la enfermedad en el territorio nacional el pasado 11 de marzo.

Actualmente se mantienen ingresados 226 pacientes, de los cuales cinco están en vigilancia, 177 son sospechosos de haber contraído el coronavirus SARS-CoV-2 y 44 son casos confirmados o activos.

Los nueve casos confirmados en las últimas 24 horas son cubanos. De ellos tres tienen fuente de infección en el extranjero, cuatro son contactos de pacientes previamente diagnosticados y en dos no se precisa la fuente de contagio.

Tras la reciente detección de un foco de transmisión local en la provincia de Artemisa, ese territorio ostenta la mayor tasa de incidencia del coronavirus en la Isla, tras desplazar a La Habana del primer puesto.

De los 44 casos activos en la Isla, 43 tienen una evolución clínica estable. Mientras, una paciente se reporta en estado de grave. En los últimos 13 días el MINSAP no ha reportado ningún nuevo fallecimiento por la COVID-19. 

El régimen de La Habana confirmó el pasado 11 de marzo los primeros casos positivos de infección de coronavirus en Cuba con tres turistas de visita en el país, según datos del MINSAP.

El pasado 31 de marzo, el primer ministro del régimen cubano, Manuel Marrero Cruz, anunció la suspensión total de los vuelos a la Isla, lo que significa que ni los cubanos y extranjeros residentes podrán entrar al país salvo situaciones excepcionales.

“El avance de la pandemia nos ha llevado a valorar la situación de los aeropuertos. Se ha tomado la decisión de suspender todos los vuelos de pasajeros a Cuba. Necesitamos eliminar el arribo de pasajeros que sigue siendo un riesgo para la salud de las personas”, agregó el jerarca.