Denuncian arrogancia y mala gestión de secretaria del PCC en municipio camagüeyano

La secretaria del PCC en el municipio Carlos Manuel de Céspedes, en Camagüey, estaría incurriendo en prácticas que configuran una gestión pésima y nefasta para la localidad, según una denuncia ciudadana enviada a ADN Cuba
Secretaria del Partido Comunista de Cuba en el municipio Carlos Manuel de Céspedes
 

Reproduce este artículo

La secretaria del Partido Comunista de Cuba en el municipio camagüeyano Carlos Manuel de Céspedes estaría incurriendo en prácticas clasificables como abuso de poder, que configuran una gestión pésima y nefasta para la localidad, según una denuncia ciudadana enviada a ADN Cuba.

De acuerdo con la fuente, que solicitó el anonimato por temor a represalias como multas, detenciones arbitrarias, interrogatorios irregulares o algo peor, el cuadro partidista que ocupa tan alta responsabilidad en el municipio “es una persona arrogante que no hace nada desde que comenzó su mandato”.

“Con la situación económica que hay en el país, en el municipio las autoridades convocan a trabajos voluntarios y expresan que se venderá pollo para que las personas asistan, y después resulta que sólo venden detergente, aceite y cigarrillos Criollos.

Es tremenda falta de respeto, siendo Céspedes el peor municipio de la provincia. Llegando casi a un año de pandemia, el territorio ha tenido el peor desabastecimiento de toda su historia. Cuando abastecen, todo va desviado a ‘trabajos voluntarios’”, explicita la fuente en su denuncia.

Según detalla, del pollo o los cárnicos que entran a las tiendas, el menor porciento se vende por inscripción y el mayor es llevado a dichos “trabajos voluntarios”, por lo que ancianos, impedidos físicos y casos sociales a los que no les toque venta en su circunscripción, como no pueden asistir a “trabajos voluntarios”, “están pasando muchas necesidades”.

La fuente refiere que en la localidad se comenta que la primera secretaria desvía los recursos que entran al municipio. Que, en muchas ocasiones, cuando los inspectores de la calidad encuentran alguna irregularidad en alguna tienda y proceden a efectuar su trabajo, los llama a constar y los desacredita preguntándoles quiénes son ellos para “meterse en eso”.

“La verdad es que por el pueblo no hace nada; está peor. Los cigarros que se comercializaban en las tiendas en divisas no llegan al pueblo mediante la red de comercio formal. Desde las mismas tiendas llaman a cuentapropistas para que se los lleven, llegando al consumidor a precios altísimos.

La venta por circunscripciones es una locura. El pueblo está horrible, la juventud no tiene oportunidades. Hay más policías que ambulancias y más informantes que vecinos. El pueblo se convirtió en un verdadero oeste tropical”, expone el denunciante.

Por hechos como estos, el pueblo de Céspedes ha apodado a la secretaria del PCC como “El Caracol Africano”, una de las 100 especies exóticas invasoras más dañina en el mundo y que en Cuba ha afectado ecosistemas en la mayoría de las provincias.

“Es un comentario que puede verse racista, pero se lo buscó por la horrible forma en la que se expresa y su mala gestión”, dice la fuente a esta revista, al tiempo que afirma que el pueblo teme a la funcionaria.

“Le tienen miedo. Adonde llega sobresale no por su actitud trabajadora y abnegada, sino por la falta de respeto y la arrogancia. Espero que el mal dure poco y que sea reemplazada, pero creo que las autoridades superiores no deben estar conscientes de lo que está sucediendo allí. Espero tomen alguna decisión, porque el pueblo está muy disgustado”, concluye y aclara que su principal objetivo con la denuncia es que el gobierno nacional cubano tenga conocimiento sobre lo que sucede en tan sufrido municipio.