Decretan cuarentena por foco de coronavirus en zona del Mariel, provincia Artemisa
Autoridades del régimen en la provincia Artemisa, vecina de La Habana, ha decretado el estado de cuarentena para la zona alta del Consejo Popular #2, en el Mariel, por foco de coronavirus
Sanitarios protegidos realizan pruebas de coronavirus durante cuarentena en Mariel. Foto: Facebook de Yhindra Benítez
 

Reproduce este artículo

El evento de transmisión local de coronavirus en la Empresa de Construcción y Montaje de la Zona Especial de Desarrollo, hasta el momento ha dejado más de 20 nuevos casos de la COVID-19 en Mariel, ocho de ellos en la cabecera municipal.

Autoridades del régimen en la provincia Artemisa, vecina de La Habana, ha decretado el estado de cuarentena para la zona alta del Consejo Popular #2, en el Mariel, informaron medios de prensa estatales.

Yanelis Amador Borrego, funcionaria de Salud del Consejo de Defensa Provincial, explicó que en el área residen unos 1000 trabajadores de la Zona Especial, pero no es la única afectada por el rebrote. También se han presentado casos en las demarcaciones Boca-Mojica-Henequén, Zayas, Quiebra Hacha, excepto Cabañas, en las cuales se incrementa el distanciamiento social, la exigencia de los protocolos sanitarios, y el uso obligatorio de mascarillas sanitarias.

La medida implica el cierre de puntos de venta de pan y alimentos de forma liberada, del Mercado de Productos Agrícolas, farmacias, entre otros establecimientos, precisó Frank Tejeda Hernández, autoridad municipal.

Según la prensa de propaganda oficial, ante la paralización de actividades por la cuarentena activarán “mensajeros para [entrega de] medicamentos controlados”, y “se llevarán a domicilio productos de primera necesidad”. En la comunidad de la Boca, aseguran medios estatales, este martes organizaban la venta de pollo y detergente.

El desplazamiento de personas se paralizó, con la suspensión de bicitaxis, ómnibus públicos, y otros medios de transporte; solo circularán los vehículos autorizados por el régimen con una señalización al respecto.

Las autoridades sanitarias de Cuba confirmaron 47 casos nuevos de coronavirus y ningún fallecido al cierre del 10 de agosto, para un total de 3093 infectados. Unos 531 pacientes se mantienen ingresados con la enfermedad.

Destacan los 39 casos de La Habana —la región más afectada—; los otros casos pertenecen a Artemisa y Villa Clara, con cuatro diagnósticos respectivamente.

De los 47 diagnósticos, 46 son cubanos y uno es extranjero, nicaragüense residente en Cuba; de ellos, 32 fueron contactos de casos confirmados y 15 con fuente de infección “no precisada”, según el último informe del Ministerio de Salud Pública. El 61% (29) fueron asintomáticos.

Al cierre del día de ayer, se encontraban ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica 1049 pacientes. Otras 11 345 personas se vigilan en sus hogares, desde la Atención Primaria de Salud. Se reportan cuatro pacientes en estado grave y dos en estado crítico.

Han fallecido hasta la fecha un total de 88 personas a causa de la COVID-19 en Cuba —ninguno en el día—: un italiano, un ruso y 86 cubanos, según el último informe del Ministerio de Salud Pública. En los últimos 15 días las provincias con mayor incidencia han sido La Habana y Artemisa.