“Pésima calidad”: cubanos se quejan de módulos repartidos por régimen para fin de año

Cubanos residentes en varias provincias del país opinan que “las ofertas estatales son de pésima calidad y sin variedad alguna”, en medio de la inflación y la escasez generalizada
Colas de cubanos en La Habana, para comprar alimentos. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

El régimen de Cuba anunció a través del Ministerio de Comercio Interior (Mincin) la entrega y venta de alimentos de manera excepcional para sobrellevar las Navidades y celebraciones de fin de año, en medio de la inflación y la escasez generalizada en la isla.

Cubanos residentes en varias provincias del país creen que “las ofertas estatales son de pésima calidad y sin variedad alguna”, según el reporte del periodista Tomás Cardoso, para Radio Televisión Martí.

Francisco Silva, director general de ventas del Mincin, anunció que el módulo de alimentos que reparten en varios territorios consiste en 3 libras de arroz gratuitas, así como otros productos vendidos en pesos cubanos.

Pero en Los Palacios, provincia de Pinar del Río, hay malestar entre la ciudadanía y quejas por la escasez de alimentos, según dijo Maikel Norton, comunicador independiente residente allí.

El módulo “aún no lo han repartido acá (…) [;] consiste en un kilogramo de arroz, dos paquetes de espaguetis, chícharo y un paquetico de azúcar. Hablar de carne de cerdo hoy en Cuba, es hablar de una utopía”, añadió Norton en declaraciones a Radio Televisión Martí.

Vladimir Turró, periodista independiente de La Habana, informó que a varios municipios de la capital no ha llegado la libra de pollo que prometieron para sustituir la carne de cerdo.

“En Arroyo Naranjo el único módulo que han repartido ha sido un pomo de ron, de muy baja calidad, por cierto, y tres libras de arroz por persona”, aseguró Turró.

En la ciudad de Santa Clara, en el centro de la isla, Guillermo del Sol opina que este fin de año será muy triste para los cubanos. “Vendieron un pomo de litro y medio de ron Decano, y no hay pollo para repartir”.

La trabajadora por cuenta propia Dairis González Ravelo, residente en Morón (provincia de Ciego de Ávila), criticó que den derecho a un solo módulo por familia, sin importar la cantidad de personas registradas en la libreta de racionamiento.

“Dos paquetes pequeños de arroz, dos laticas de sardinas y una libra de chícharos, más nada, eso es miseria contra miseria, para tener al pueblo un poco contento y tapar la escasez que hay de carne de cerdo”, denunció González Ravelo.

Las tres libras de arroz son de pésima calidad y de producción nacional, criticó Leydis Tabares, residente en Camagüey. “Ese módulo no quita la sarna, no quita el hambre, ni controla el brote de dengue que tenemos aquí en grandes cantidades en la población”, añadió.

En Holguín la libra de carne de cerdo ronda los 300 pesos en el mercado negro, donde único se encuentra. Hasta ese precio se disparó el puerco en La Habana hace unas semanas.

“Todo lo que ha ofertado [el Estado] en el módulo consiste en dos litros de ron, y las tres libras de arroz, en cuanto a lo que es el pollo o cualquier tipo de carne, todavía no se ha visto”, dijo el traumatólogo holguinero Ramón Zamora.

En Guantánamo “repartieron dos libras de arroz, un litro de aceite y un paquetico de salchichas”, informó el comunicador independiente Anderlay Guerra Blanco.

Opina que el módulo no resuelve el problema de los cubanos. “Ahora mismo muchas personas no saben qué hacer para celebrar las fiestas de fin de año, no hay nada”, lamentó.

“Esa tradición ya se perdió, aquí en Cuba no hay Navidad”, afirma Anibal Ribiaux en un video publicado este viernes por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

“Aquí no hay nada [especial], vamos a pasar un día igual que otro. Lo único que hay es represión con el pueblo, hambruna y buscar la forma de ver qué se hace para llevar un plato de comida a la mesa, porque esto está malo”, añadió.

Según un informe del OCDH, la calidad de alimentación es calificada como deficiente por un 73% de la población de la isla. El estudio arrojó, además, que el 71% de las familias cubanas vive con menos de 3,8 dólares por día.