Periodista Iliana Hernández denuncia vigilancia este 24 de diciembre

La periodista independiente cubana Iliana Hernández denunció este 24 de diciembre que el régimen mantiene una férrea vigilancia en las afueras de su vivienda en Cojímar, La Habana.
Iliana Hernández
 

Reproduce este artículo

La periodista independiente cubana Iliana Hernández denunció este 24 de diciembre que el régimen mantiene una férrea vigilancia en las afueras de su vivienda en Cojímar, La Habana.

“3 Policías, 2 mujeres y 1 represor de la seguridad del estado, patrulla 065 en la esquina de 23 y J Cojímar, sitiada hoy 24 de diciembre, 6 personas para mi sola. Cobardes” escribió la también activista en Facebook.

Otra víctima de la represión hoy es Bárbara Farrat Guillén, madre del menor de edad Jonathan Torres Farrat, preso político tras participar en las manifestaciones antigubernamentales del pasado 11 de julio. Farrat Guillén estuvo en paradero desconocido hasta varias horas después de ocurrido el arresto arbitrario y fue liberada sobre las 3:00 p.m.

Hernández acosada por la dictadura y olvidada por España

A finales de mayo de 2021, Hernández cumplió más 50 días de sitio policial. Ese cerco se mantiene sobre ella de manera intermitente, con mayor énfasis en fechas señaladas donde varios miembros de la oposición son vigilados.

Hernández tenía impuesta prisión domiciliaria, aunque no ha sido acusada de ningún delito. Tampoco se le ha presentado una orden judicial que justifique esta arbitrariedad orquestada por la Seguridad del Estado. 

Desde el pasado 9 de abril la reportera tuvo prohibido salir de su domicilio en La Habana o sería conducida a un calabozo. 

En su localidad la Seguridad del Estado ha colocado cámaras de vigilancia policial y el monopolio estatal de las telecomunicaciones en el país, Etecsa, también ha interrumpido los servicios de acceso a internet y telefonía de la periodista. 

La periodista ostenta dos ciudadanías, una de ellas la española, pero no ha recibido apoyo por parte de la legación diplomática de España en Cuba. En más de una ocasión Hernández ha denunciado el proceder de la diplomacia española con respecto a su caso.

En noviembre de 2020, cuando participó de la huelga realizada por varios miembros del Movimiento San Isidro, la activista criticó a la sede diplomática española.

“En esta lucha por la verdad todos los países cómplices de la dictadura se están exponiendo, lamentablemente la Embajada de España en Cuba no ha tratado de ponerse en contacto conmigo para nada”, señaló en su perfil de Facebook.

También, en octubre último Hernández fue excluida de la celebración del Día de la Hispanidad.

En su cuenta de Twitter, la opositora dijo que “el 12 de octubre la Embajada de España celebra la Fiesta Nacional, Día de la Hispanidad, invitarán a diplomáticos y dicen que [también] a la Sociedad Civil Cubana, así como a cubanos españoles, no estaremos Carolina Barrero Ferrer ni yo, ambas ciudadanas españolas, por nuestro activismo frontal contra la dictadura comunista cubana”.