Cuba: faltan recursos para imprimir libretas de racionamiento del 2022

Hay “atrasos en la importación de la materia prima, la impresión, confección y distribución de las libretas de abastecimiento para el 2022”, informó el periódico El Artemiseño
Anciana enseña su libreta de racionamiento en una bodega estatal de Cuba. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

En Cuba faltan recursos para imprimir las libretas de racionamiento del próximo año, informó este jueves el periódico oficial El Artemiseño.

Hay “atrasos en la importación de la materia prima, la impresión, confección y distribución de las libretas de abastecimiento para el 2022”, publicó el medio en su canal de Telegram.

Ante la falta de las cartillas en blanco, en las bodegas estatales continuarán utilizando los documentos correspondientes al 2021 y harán las anotaciones de los víveres que venderán el próximo mes de enero “empleando para ello los renglones disponibles en las hojas de enero y febrero”.

Según El Artemiseño, “se procederá a tachar los productos adquiridos en 2021 antes de realizar las anotaciones del 2022”.

Las instrucciones publicadas por el periódico del Partido Comunista en la provincia de Artemisa, indican que “se plasmará en las anotaciones el número 22, para significar el año al que corresponden, después el producto, la cantidad a despachar y la fecha de la compra”.

Las autoridades esperan entregar a los consumidores las nuevas libretas durante las primeras semanas del próximo año. Cuando esto suceda, “se procederá a actualizar en éstas las anotaciones de las ventas realizadas, proceso que no debe exceder del 30 de enero de 2022”.


En los comentarios a la publicación, opinó la cubana Elisabet Veloz: “Dios, ni papel para la libreta de abastecimiento tenemos, algo tan simple como eso, qué decir de los alimentos para este 2022”.

A finales de septiembre, el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel defendió la libreta como una “garantía del derecho a la alimentación” del pueblo de la isla, durante su discurso virtual en la 76 Asamblea General de Naciones Unidas.

Según la Radio Cadena Agramonte, el mandatario aseguró ante la ONU que “que el país garantiza la alimentación del pueblo pese a que la cruel e inhumana política del bloqueo económico, comercial y financiero pretende rendir por hambre a la Isla”. Mencionó como ejemplo la canasta básica familiar normada con 19 productos, que compran los cubanos a través de la libreta, no sin dificultades.

Creada en 1962 y establecida de forma oficial un año después, la libreta aporta a todos los cubanos –independientemente de sus ingresos– un lote periódico de productos de primera necesidad, aunque de mala calidad e insuficientes para garantizar la alimentación y el aseo en medio de la escasez generalizada.

Lea también

 

Venderán una caja de cigarros H. Upmann por consumidor

En la provincia de Artemisa venderán a la población mayor de 14 años una cajetilla de cigarros H. Upmann sin filtro en las bodegas locales, comunicó la Empresa de Comercio, Gastronomía y Servicios.

El precio de la caja de cigarros es de 17.50 pesos cubanos. Según una nota del periódico de Artemisa en Telegram los clientes que no acudan a la unidad en un plazo de 72 horas perderán sus cigarros, que serán vendidos de forma liberada a razón de dos cajas por ciudadano.

Con la escasez los precios de los cigarros también se han disparado y solo pueden adquirirse en las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC) y en el mercado informal donde las ruedas de 10 cajetillas de cigarros H. Upmann sin filtro cuestan entre 800 y 1200 pesos.