Cubanos no pueden recibir cuota de alimentos porque viven ilegales en La Habana
En la crisis alimentaria recrudecida por el coronavirus preocupa un gran número de cubanos que viven de manera "ilegal" en La Habana y compraban sus alimentos de manera liberada, ahora que todo es por la "libreta" les es casi imposible suplir sus necesidades básicas
Libreta de Abastecimiento en Cuba
 

Reproduce este artículo

Este 15 abril el diario estatal Juventud Rebelde, expuso otra arista de la crisis que ha generado en Cuba el nuevo coronavirus.

De lo que se trata es de todos los cubanos y cubanas que no tienen acceso a la cuota que a través de la libreta de racionamiento distribuye el régimen de los Castro.  

El Juventud Rebelde presenta la historia de Eliana Álvarez Torres y sus dos hijos, quienes viven en La Habana y aún tienen en Las Tunas su dirección del carné de identidad, y su libreta.

Se explica que Eliana vive en la casa de su esposo con sus dos hijos menores de edad, en Avenida 81, no. 24025, entre 240 y Lindero Bello 26, en el municipio capitalino de La Lisa, en una vivienda en construcción, "por lo cual la Dirección Municipal de la Vivienda no le da el habitable, hasta que no esté concluida", situación esta que les impide tener allí una libreta para los productos normados.

Eliana Álvarez narra que la casa, aún en construcción, cuenta con la licencia correspondiente, pero con las consiguientes dificultades para adquirir los materiales, aún no logran terminarla. Cuenta también que antes su madre le enviaba desde Las Tunas una caja con los productos de la libreta todos los meses por el expreso del ferrocarril, algo que en estos momentos no puede hacer porque está suspendido, así como el transporte interprovincial de pasajeros, y en la OFICODA, en La Lisa le comunican que hasta que no esté la propiedad de la casa, no pueden otorgarle la nueva libreta.

"En el gobierno municipal de La Lisa, afirma Eliana, me dijeron que no estoy desamparada porque tengo una cuota en Las Tunas. Pero dada la situación por la que estamos atravesando por la COVID-19, no tengo cómo acceder a ningún producto, ni a los más básicos, como es el arroz, ya que no se está vendiendo de forma liberada. Por favor, necesito una respuesta lo antes posible, pues los días pasan y no tengo dónde comprar. Aunque sea provisional, necesito adquirir mi canasta básica y la de mis hijos, así como el módulo que se está distribuyendo por esta vía".

Eliana agrega que en el programa Libre Acceso, del Canal Habana, funcionarios habían informado que se estaba haciendo un levantamiento de casos similares al de ella y sus hijos, para darles solución, pero confirma que en ninguno de los lugares a donde ha ido le han dado una solución a su problema.

"No tengo la opción de hacer un tránsito, porque no hay libreta para la cual hacerlo. Tampoco puedo estar en la calle todos los días viendo que sacan para comprar. Estamos cumpliendo como nadie el aislamiento desde mucho antes que lo orientaran, para no exponer a nuestros hijos, pues mi niña de siete años es bastante enfermiza, padece epilepsia, gastritis y alergia. Por favor, necesito una respuesta", concluye.

Mientras tanto la administración del régimen de los Castro no deja de repetir como disco rayado, que en Cuba, y más en el marco de la situación epidemiológica de la COVID-19, nadie está, o va a quedar desamparado, y los días pasan, y el casos de Eliana y sus hijos no es el único.