Cubano estalla en redes sociales porque no había ambulancia para un niño

El sistema de salud cubano se derrumba, pero el régimen lo sigue promocionando como un "logro de la Revolución".
Ambulancia-Cuba
 

Reproduce este artículo

El cubano Samuel Rodríguez criticó este 15 de abril la falta de una ambulancia para transportar a a un niño  pequeño, quien sufrió una fractura.

“El colmo de una dictadura mafiosa que se proclama potencia medica mundial. Mi sobrina en Encrucijada —Villa Clara— con su niño, con el brazo partido, esperando una ambulancia que nunca llego. Hubo que pagar un particular”, declaró en redes sociales.

“Yo aseguro que si la emergencia fuera tener un cartel reclamado un derecho, cualquier derecho, tendrían una respuesta inmediata de 3-7 patrullas en minutos”, agregó.

A la redacción de ADN Cuba han llegado denuncias de problemas con el servicio de ambulancias en otras ocasiones.

Por ejemplo, irregularidades en este servicio en Holguín provocadas por la falta de combustible en la provincia, hicieron que los pacientes y sus familiares recurran cada vez más al transporte privado (no especializado) para solucionar sus urgencias.

Es espectáculo habitual ver en las piqueras del hospital la descarga y recogida de pacientes, de los que debería hacerse cargo el sistema de transporte de Salud Pública. Quienes llegan o salen del céntrico hospital "Lenin" de la capital de provincia han sido obligados por la necesidad a acudir al transporte privado como un sustituto del deficitario servicio oficial. Pero esta alternativa no está al alcance de todos.

La televisión cubana también ha reportado deficiencias en el servicio en Guantánamo y Granma, al menos durante el año 2020. No es casualidad que estos reportes vengan de la zona oriental de la isla, una de las más pobres y olvidadas.

Nayelis de Jesús Montalvo Hernández murió el pasado viernes en Cuba de un paro respiratorio sin que pudiera llegar a un hospital porque no había una ambulancia equipada para hacerlo en el municipio matancero Colón, informó Diario de Cuba.

Muy tarde, sobre las 11 de la noche del jueves, la niña, que padecía asma, fue ingresada en un hospital local. Hasta las tres de la madrugada había sufrido dos broncoespasmos, detalló la activista Asunción Carrillo al citado medio.

“No la entubaron hasta después del segundo episodio (…) El médico que la atendió ordenó su traslado al hospital pediátrico provincial, donde recibiría la atención médica adecuada, pero no pudieron hacerlo porque la ambulancia disponible no tenía cámara de oxígeno y no querían arriesgarse a trasladarla en esas condiciones”, dijo.