Activista Oscar Casanella sitiado en su casa contra su voluntad

El activista Oscar Casanella denunció este 15 de abril que permanecerá sitiado en su casa hasta el lunes 19, según le advirtieron oficiales de la policía y la Seguridad del Estado.
Oscar-Casanella
 

Reproduce este artículo

El activista Oscar Casanella denunció este 15 de abril que permanecerá sitiado en su casa hasta el lunes 19 de abril, según le advirtieron oficiales de la Seguridad del Estado.

A juicio de Casanella, esto se debe a la próxima celebración del VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), durante el cual Raúl Castro dejará el cargo de primer secretario a un sucesor, presumiblemente Miguel Díaz-Canel.

Los congresos de la única organización política permitida en Cuba, el régimen arrecia la vigilancia contra opositores, entre otras medidas de seguridad a nivel nacional.

Casanella no es el único activista de la sociedad civil independiente sitiado en su casa. La víspera, el colaborador de ADN Cuba Esteban Rodríguez denunció una situación similar y dijo que su “casa no es calabozo”.

“Según ellos se acabó la calle para mí, dicen que si salgo a las calles me detendrá”, denunció Rodríguez en el espacio de directas por las redes sociales “El barrio habla”.


También el miércoles, la Seguridad del Estado acosó al escritor cubano y musulmán Abu Duyanah incluso durante el Ramadán, celebración sagrada para la que debe mantenerse sin ingerir alimentos y bebidas.

Niovel Alexander Tamayo (Abu Duyanah) denunció que dos agentes de la policía política se presentaron en su vivienda en La Habana, diciéndole que lo llevarían detenido a una unidad policial, justo en su primer día de ayuno por el Ramadán.

Mientras tanto, este jueves el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, denunció que, como parte del cerco policial contra la organización, amplifican a todo volumen discursos del Che y Fidel Castro frente a su casa.

Según Ferrer, esos discursos “incitan a la violencia y el odio”. Cuatro agentes del régimen están encargados de mantenerlos siempre en alta voz para que sean escuchados.

La víspera, la UNPACU también denunció que el régimen ofrece dinero a necesitados para que no vayan a recibir ayuda humanitaria en la sede principal de la organización.

Es de esperarse que, durante el fin de semana y los días de la celebración del cónclave comunista, más activistas sean detenidos o encerrados en sus domicilios contra su propia voluntad.