Cuba se calienta: “nuestros ventiladores son heroicos”
Aunque las altas temperaturas son comunes en el país, este verano ha sido particularmente caluroso en Cuba, no solo por el clima.
 

Reproduce este artículo

 

Este verano la estación meteorológica de Veguitas, en la provincia de Granma, reportó un valor de temperatura máxima de 39.1 grados Celsius, el más alto en Cuba desde que se tienen registros, de acuerdo con información del Instituto de Meteorología.

El récord anterior (38.8 grados) databa del 17 de abril de 1999 en la localidad de Jucarito, también en la provincia de Granma.

Según dijo a la prensa oficial Armando Caymares, especialista del Centro Nacional de Pronósticos, la máxima de este 30 de junio constituye un nuevo récord nacional absoluto de calor.

Los expertos del Centro del Clima evaluaron el dato y lo ratificaron”, añade una nota de Cubadebate.

El ascenso de la temperatura obedeció a la influencia de altas presiones oceánicas en todos los niveles de la atmósfera y la presencia del Polvo del Sahara, una condición que limita los procesos de lluvia, favorece la poca nubosidad e intensa radiación solar durante el día, de acuerdo con los especialistas.

La sensación de calor, sin embargo, puede ser mayor a la temperatura que mercan los termómetros.

Un ejemplo citado por el meteorólogo Daniel González en la prensa cubana, explica que si en la ciudad de Santiago de Cuba el termómetro marca 34 grados Celsius, pero la humedad es elevada, el viento es leve o en calma y nos exponemos al sol, podemos llegar a sentir una temperatura de entre 42 y 44 grados Celsius.

Factores como “la edad, el sexo, el peso corporal, el nivel de actividad física y el ropaje que llevamos” intervienen en la sensación térmica.

 

 

Asimismo, el especialista recordó que “las paredes y los techos de las edificaciones y las calles pavimentadas absorben fácilmente la radiación solar y expulsan el calor durante la noche”.

Aunque las altas temperaturas son comunes en el país, este verano ha sido particularmente caluroso en Cuba, no solo por el clima. La agudización de la crisis económica provocó una serie de apagones en la Isla, que las autoridades achacaron a mantenimientos programados y roturas en las centrales generadoras de energía eléctrica.

La falta de fluido eléctrico durante ese tiempo paralizó los equipos que la mayoría de los cubanos usan para refrescarse: los ventiladores.

El gobierno cubano no ha reconocido una crisis de combustible, a pesar de los apagones antes mencionados, junto a una reciente crisis de desabastecimiento de gasolina en La Habana, y los reportes de indicaciones para el uso limitado de los acondicionadores de aire en las empresas estatales cubanas.

ADN CUBA salió a las calles de Santiago de Cuba, una de las ciudades más “calientes” del país, a preguntar a los ciudadanos cómo les ha ido en su batalla contra el calor durante actual etapa de verano, y qué medios utilizan para ello.

Los santiagueros, como los habitantes del resto del país, emplean ventiladores para mitigar las altas temperaturas.

Las entrevistas revelaron quejas por el alto precio de estos equipos, la mala calidad de algunas marcas, y la ausencia de piezas de repuesto en los talleres estatales de reparación.